martes, agosto 26, 2008

Facilitacion: Metodo Schafer

La profesora Zeneida Rodríguez, facilitadora del curso Métodos para la Enseñanza de la Música III, aplicó la estrategia que detallo a continuación, para compartir con nosotros una aplicación de la Metodología Schafer.
Para ello, nos invitó a salir al exterior del instituto, hacia la calle. Observando muy atentamente todo el ambiente que nos rodeara, haríamos anotaciones sobre el entorno y relacionarlo con las fuentes del sonido.
En mi caso, hice anotaciones sobre el sonido de los autos (carros, camiones, motos, carro de bomberos… sirenas, cornetas, frenazos, rugir de motores, etc.). Pero también hice anotaciones sobre el escaso entorno sonoro natural; el trinar de algunos pájaros, el correr del agua en la quebrada Caurimare y el sonido del viento que movía la vegetación.
Al regresar al aula, cada estudiante debía realizar un dibujo relacionado con lo observado y escuchado según sus anotaciones.
Seguidamente, cada participante muestra su dibujo y comenta lo dibujado, relacionándolo con los sonidos y ruidos percibidos.
Me llamó la atención el hecho que la profesora Zeneida realizó un dibujo abstracto, tratando de representar mediante un dibujo la forma de los sonidos, como si fueran visibles, y no su elemento originario, su causa. Hizo hincapié en lo cíclico de los sonidos y sus timbres. También realizó un esquema rítmico de los sonidos escuchados. Con esto nos llamó a tomar conciencia sobre la diversidad de maneras que existen de visualizar (expresar) los sonidos.
Luego, la profesora nos hizo una introducción a los principios de la metodología Schafer, el significado del Entorno Sonoro, la importancia del no aislarse de los sonidos y de tomar conciencia de la armonía que existe en los sonidos que nos rodean, así como el poder identificar y reproducir todos los sonidos que percibimos.
La siguiente actividad fue seleccionar uno o dos sonidos observados y reproducirlos onomatopéyicamente; primero cada participante y luego todo el grupo. Con esto puede llegar a improvisarse una composición musical, acoplando todos los sonidos. Esto tiene como ventaja el poder aprovechar al ambiente como fuente proveedora de recursos para que cualquier grupo de participantes (en la escuela, liceo, coro, banda, orquesta, etc.) haga una composición musical.
También la profesora nos comentaba en qué consiste la elaboración de un Diario Sonoro. Este resulta de la toma minuciosa de observaciones sobre los sonidos que se perciben, identificarlos y reproducirlos, hacer comparaciones, etc. Se hace desde el primer sonido que escuchamos al despertar hasta el último al finalizar el día, cuando nos disponemos a dormir.
Para concluir su intervención, nos comentaba sobre la importancia de identificar los sonidos, ya que al ignorarlos no existen. Para ella, el sonido es ruido que se encuentra en el ambiente de una manera desordenada, pero que puede integrarse de manera armoniosa y agradable; puede incluso llegar a conformar un acorde, combinar nuevos sonidos y hacer música.



Para finalizar, en grupos hicimos la lectura y análisis del artículo El Hombre como Protagonista del Paisaje Sonoro, elaborado por Gerardo Meza Sondoval.

En la clase siguiente, hice mi facilitación sobre éste método de enseñanza musical.

, , , , , , .
, , , , , , .

No hay comentarios.: