jueves, enero 29, 2015

Reactivación de la Banda UEI Antonio José de Sucre: Primer Ensayo.

     Efectivamente, cuando se informó sobre las condiciones para ingresar a la banda (costos, indice académico, disponibilidad de instrumentos) de los 78 asistieron menos de 20. En el primer ensayo, como no teníamos suficientes instrumentos, comenzamos estudiando las nociones básicas del ritmo: Pulso y Acento, con compases binarios. Luego  practicamos patrones rítmicos, y aprendimos un poco los patrones del Himno Nacional de Venezuela. Como es una canción básica para el repertorio de cualquier banda, es conocida por todos, y va a ser nuestra primera canción a tocar, decidí comenzar por allí. Al menos en la parte rítmica, porque para la melódica seleccionaré a los que mejor se desempeñen en los patrones rítmicos para enseñarle luego a tocar la Lira.
     No hay muchos instrumentos, así que inspirado en Los Coristas los puse a estudiar rítmica con las tablas de los pupitres. Todos van a estudiar los patrones rítmicos del Bombo, el Granadero y el Redoblande. De ese modos vamos formando músicos integrales, que pueden ejecutar cualquiera de los instrumentos de la banda donde se les necesite.  
      Por otra parte, los muchachos de la estudiantina, guitarras por ahora, tienen un nivel medio-avanzado y leen cifrado con facilidad. Eso es una gran ventaja porque nos permitirá avanzar. Por eso, ya en nuestro primer ensayo pudimos interpretar el Coro del Himno Nacional.

video


lunes, enero 26, 2015

Reactivación de la Banda UEI Antonio José de Sucre: Audiciones.

     Para el año escolar 2014-2015 vamos a reactivar la Banda Escolar en la UEI Antonio José de Sucre, Cagua estado Aragua. Ese fue el motivo fundamental de mi llegada acá. Un grupo de estudiantes de 5º año (Promo XXI) eligió ésta iniciativa para su proyecto, y conformaremos el equipo de trabajo que asumirá la tarea de reunir a un grupo de estudiantes que conformarán la Banda de la institución. Como tutora tendrán a la profesora Patricia Montes, que a su vez es la coordinadora de Actividades Complementarias.
     Los muchachos del Proyecto se encargaron de la promoción y propaganda para el proceso de audiciones. Durante dos días desfilaron todos los aspirantes: Exintegrantes de bandas, músicos profesionales y amateurs, curiosos y cualquiera que se mostró interesado en sumarse a la iniciativa.
     La prueba consistía en repetir una serie de patrones rítmicos que yo les proporcionaba. Para ello usaban los instrumentos que disponíamos: , lira, redoblante, granadero, bombo y un toc toc. Los que querían formar parte de la estudiantina también se hicieron presentes con sus guitarras. Algunos estudiantes avanzados, otros con el interés de aprender.
      Todos fueron calificados para integrarse al proyecto. Algunos de los estudiantes de 5° año me preguntaban extrañados ¿Cómo van a aprobar todos, si algunos no tienen "condiciones"? Yo no les respondía, simplemente calificaba; algunos tenían una "A" y otros llegaron a tener "D" pero todos quedaron seleccionados. En primer lugar, porque la música para mí es un derecho humano y por lo tanto no puedo yo excluir a alguien que quiere una oportunidad para hacer música. Y segundo, en mi experiencia puedo asegurar que siempre comienzan muchos, pero terminan pocos. Así que en un principio comenzamos con 78 aspirantes a conformar nuestra Banda y Estudiantina.



viernes, enero 02, 2015

Educación Musical... Año 2015

Comienza un nuevo año. Las oportunidades se presentan, pero hay que estar preparado para ellas y salir a su encuentro. En eso estoy, o al menos haciendo el esfuerzo.
Hay quienes creen que la opción está fuera, irse para encontrar mejores caminos para su provecho personal. Yo creo en que la respuesta está aquí, y el poder de transformar la realidad lo tenemos en las manos. Yo pudiera estar en muchos lugares, y sin embargo hasta el final continuaré en la lucha por un mundo lleno de música, de cambio, de oportunidades, y comenzaré desde acá, mi país. No creo en el conformismo ni en el egoísmo personal, Yo formo parte de un colectivo, y en ese ámbito puedo llegar y hacer mucho con y para la música. La música de mi país.
Por eso he decidido abordar algunos proyectos que en mi mente y corazón he ido preparando. Conformar una Estudiantina estable, con músicos principiantes que ejecuten instrumentos de cuerdas. Consolidar una Banda Combinada Estudiantil, con instrumentos de percusión y viento. Y si es posible, una Coral. O tal vez dos, no lo sé aún.
Yo creo en mis estudiantes. Creo en ese futuro transformador. Creo en la posibilidad de cambios profundos y permanentes, más allá del individualismo. La música es un tesoro para compartir, por eso creo en ella como instrumento para ese cambio, y en la energía de la juventud que cree en la vía pacífica para cumplir sus sueños. Eso es verdaderamente revolucionario.
Quiero poner mi mayor empeño en llevar esa música a mis estudiantes, y que ellos la lleven a todas partes. Ese es mi pago, mi remuneración. No voy a aspirar en grandes montos de dinero, porque en términos monetarios la educación es una profesión poco pagada, y la música aún más. Mi corazón no tiene precio. No hay monto que compre el sentimiento creador que late en cada pulsación de los sonidos que envuelven mi vida. Y eso me hace libre. Libre para vivir, aunque me roben el aire, aunque me dejen sin alimento, aunque desestimen mis sueños y esperanzas, aunque me arranquen la vida misma.

Tengo los bolsillos llenos de notas, acordes, ritmos, armonías y melodías. Con eso no puedo ir al mercado, pero soy feliz. Y además, ésta felicidad tiene un infinito soporte en el amor; un amor verdadero y real del que no me queda dudas.

Gracias a Dios por este nuevo año que comienza, y que espero compartir con ustedes. Un abrazo desde este salón.


, , , .