lunes, diciembre 26, 2011

México reinventa sistema de enseñanza de la música

El Programa Musical Esperanza Azteca es un proyecto social operado por Fundación Azteca de Grupo Salinas, que reinventó y hasta mejoró el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles creados en Venezuela, un ejemplo para el mundo en el tema de educación musical.
“Los métodos evolucionan. Hoy, en un año, Orquesta Esperanza Azteca hace mucho más que cualquiera en el mundo... incluyendo Venezuela”, explicó a El Economista Esteban Moctezuma, director de Fundación Azteca.
“No se trata de decir si es mejor o no, pero hemos mejorado el sistema creado por el maestro José Antonio Abreu, él mismo cuando vino a México se impresionó con los resultados. Ahora, tenemos un sistema sólido que muy rápido va dando grandes resultados”, agregó Esteban Moctezuma.
El año pasado, el programa apenas tenía 23 orquestas (seis de ellas en asociación con el Conaculta) pero hoy, al cierre del 2011, ya existen 50.
Pero todo es posible, comentó Moctezuma, gracias a los apoyos que han recibido de varias instancias, como el gobierno federal, que desde el año pasado aporta 100 millones de pesos al programa.

·¿Ese apoyo provocó algunas críticas?

El dinero es de los niños, no de la fundación… nosotros sólo somos un conducto. Te puedo decir que no hay una instancia pública o privada que haya logrado lo que nosotros en dos años.
El entrevistado aseguró que todo el dinero se maneja de forma transparente por medio de un fideicomiso, no lo maneja Fundación Azteca.
“Cualquiera puede auditar las cuentas... Existe total transparencia”, afirmó.

Moctezuma puntualizó que las críticas que recibieron por obtener dinero público siendo una empresa privada... ya no existen.
“Se dieron pero fueron muy poquitas... pero a todo aquel que tuvo una duda lo invitamos a conocer el proyecto. Hoy saben que debemos de apoyarlo para que crezca, pues es algo urgente para México”, explicó.

Las orquestas son de todos

Para crear una Orquesta Esperanza Azteca se necesita voluntad y recursos “el apoyo del gobierno estatal y de empresarios… pero hemos hecho más con menos”, expuso.
Tener una Orquesta Esperanza Azteca cuesta alrededor de 6 millones de pesos; por eso, el Estado que la tendrá, debe de poner 2 millones de pesos, Fundación Azteca una cantidad igual y el gobierno federal 2 millones más.
“El dinero nos asegura por tres años la continuidad del proyecto. Pero al segundo año, conformamos un patronato (en donde esté la orquesta) que aportara 1 millón de los gastos que se genere”, indicó el entrevistado.
Con la participación del patronato, se asegura que la orquesta continúe si en algún momento se pierde el apoyo estatal o federal.
Sin el apoyo del gobierno federal, estatal y la Iniciativa Privada, Moctezuma aseguró que en vez de 50 orquestas se tendrían tres o cuatro.
“No podríamos trabajar sin esos apoyos... y ellos han encontrado un sistema que ha logrado cumplir sus objetivos sin burocracia y muy eficaz”, agregó.
La manera de financiar el programa es notable, pues se asegura la permanencia de las orquestas Esperanza Azteca.
“El proyecto está diseñado como una mesa de muchas patas; la federal, estatal, privada, la fundación y el patronato… entonces, si una de ellas se desajusta están las otras para seguir adelante y que los niños sigan aprendiendo y tocando”, explicó.

Azteca y el Conaculta, una buena relación

Esperanza Azteca trabaja en conjunto con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) con el programa Vive con Música.
·¿No se contrapone su labor con lo que hace el Sistema Nacional de Fomento Musical del gobierno?
No, somos complementarios, lo que sucede es que la sociedad está participando más en asuntos que antes era responsabilidad del gobierno.
El Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) cuenta con un presupuesto de 100 millones de pesos, lo mismo que el gobierno federal le da a programa musical Esperanza Azteca. El programa de Esperanza Azteca aprovecha “los núcleos” que crea el SNFM para captar talento en todo el país.
“Tenemos una gran relación con ellos y estamos haciendo que sus núcleos crezcan a una orquesta y juntos vamos por buen camino”, comentó.
El sueño es tener una orquesta en cada ciudad de México con más de 100,000 habitantes.
“Es decir, queremos crear más de 138 orquestas y coros en un plazo corto y vamos tan rápido que estamos al límite de nuestra capacidad”, explicó Moctezuma. Además, ya se construye la sede de Esperanza Azteca en la ciudad de Puebla.
“Es un lugar maravilloso que se llama La Constancia, una fábrica textil abandonada que estamos rescatando y será la meca de la música clásica infantil”, opinó.
La sede será una escuela, se llevarán músicos y maestros de alto renombre para que impartan clases y conciertos.
“Vamos a arrancar de manera formal en febrero y será un importante espacio musical”, detalló.
Otro de sus proyectos es crear la primera orquesta juvenil Esperanza Azteca y capacitar a esos jóvenes músicos como maestros del propio sistema, lo que al mismo tiempo generaría empleos.
“En menos de dos años vamos a tener una Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca Nacional, que será más pequeña de la que tenemos ahora, con los músicos más talentosos, para llevarla al mundo y será el orgullo de México”, enfatizó.

EN NÚMEROS

El programa
50 orquestas Esperanza Azteca existen en México.
6 millones de pesos se necesitan para implementar y sostener a una Orquesta Azteca por tres años.
800,000 pesos se utilizan para mantener a una orquesta.
1 millón de pesos aporta cada patronato.
200,000 pesos puede costar un timbal.

El desarrollo de las orquestas
Zacatecas, Colima y Baja Sur aún no tienen una orquesta.
La primera Orquesta Esperanza Azteca se fundó en Puebla en el 2009.
DF y Puebla cuentan cada uno con cuatro orquestas Esperanza Azteca.
En El Salvador ya existe una orquesta Esperanza Azteca y en Los Ángeles quieren aplicar el programa.



Tomado de El Economista. Credito:
Vicente Gutiérrez.

, , , , , .

martes, diciembre 20, 2011

Aprendizaje Invisible

"El aprendizaje invisible es una propuesta conceptual que surge como resultado de varios años de investigación y que procura integrar diversas perspectivas en relación con un nuevo paradigma de aprendizaje y desarrollo del capital humano, especialmente relevante en el marco del siglo XXI. Esta mirada toma en cuenta el impacto de los avances tecnológicos y las transformaciones de la educación formal, no formal e informal, además de aquellos metaespacios intermedios. Bajo este enfoque se busca explorar un panorama de opciones para la creación de futuros relevantes para la educación actual. Aprendizaje invisible no pretende proponer una teoría como tal, sino una metateoría capaz de integrar diferentes ideas y perspectivas. Por ello ha sido descrito como un protoparadigma, que se encuentra en fase beta y en plena etapa de construcción."




Tomado de Aprendizaje Invisible. Hacia una nueva ecología de la educación.

, , , .
, , , .

viernes, diciembre 16, 2011

Concurso Lipdub Inter: Gracias al video de UNET Táchira supe de José Rafael Ramírez Ramos

El video donde supe del Ingeniero Industrial José Rafael Ramírez Ramos fue grabado por la UNET como parte del Concurso Lipdub Inter Te invito a verlo:



José Rafael Ramírez Ramos se graduó en la UNET en diciembre de 2010, quedando en la posición 20 por calificaciones académicas de un total de 84 estudiantes graduados. Padece una discapacidad física producto de una parálisis cerebral desde el nacimiento que sólo afecta sus capacidades motrices y de habla, aun así no le impidió formarse académicamente. Ha tratado de comunicarse mediante carta abierta al Presidente Chávez pero aún no ha recibido ayuda oficial.

Dando a conocer su historia, invitando a visitar su página y aportando nuestra colaboración podemos ayudar a que éste muchacho, orgullo nacional, llegue aún más lejos.