domingo, mayo 31, 2009

Piano Gigante de FAO Schwarz

FAO Schwarz es la tienda de juguetes más antigua y famosa de Estados Unidos y conocida a nivel mundial luego de que el actor Tom Hanks tocara con los pies su piano gigante en la película “Big”.
En palabras de Jerry Storch, presidente y consejero delegado de Tyos”R”Us, FAO Schwarz es “el minorista infantil más icónico del mundo y sinónimo de calidad e innovación”.
La tienda principal de FAO Schwarz está situada en una de las zonas más concurridas de la Quinta Avenida de Manhattan, a las puertas de Central Park.
Parada habitual de los turistas que visitan Nueva York, el local es la juguetería más famosa del mundo y es visitada cada año por miles de personas, ya que además de vender miles de peluches -algunos de más de tres metros de altura-, ha sido escenario de múltiples películas.
La más famosa de ellas es “Big”, en la que Tom Hanks, quien encarna a un niño que de un día para otro se encuentra en el cuerpo de un adulto, protagoniza un baile sobre un piano gigante de la tienda que en la realidad se puede visitar y utilizar.



Diariamente hay profesionales que ofrecen coreografías sobre el piano de la tienda neoyorquina.



Operativa desde 1862, FAO Schwarz es la juguetería más antigua de Estados Unidos y con el tiempo se ha convertido en todo un icono en el mundo de los juguetes de calidad, con algunos de ellos fabricados bajo su propia marca.
(Tomado de Noticiasdot.com).

¿Cómo sería tener un piano como ese en nuestra clase?
¿Qué pudieramos hacer con él?
¿Cómo lo verían los niños? ¿Un juguete? ¿Un instrumento musical? ¿las dos cosas?
¿Se sentirían más motivados a improvisar y crear? ¿Preferirán hacer música individual o grupalmente?

, , , , , .

, , , , , .

viernes, mayo 22, 2009

Rondo Alla Turca (Turkish March)

La Sonata para piano n.º 11 en La mayor, K. 331 de Wolfgang Amadeus Mozart consta de tres movimientos:

Andante grazioso - un tema con seis variaciones.
Menuetto - un minuet y trío.
Rondo Alla Turca: Allegretto.

El último movimiento, Alla Turca, popularmente conocido como la Marcha Turca, es frecuentemente escuchado por separado, y es uno de los más conocidos de todos los trabajos de Mozart. El mismo imita el sonido de las bandas turcas de Jenízaros, música que estaba muy de moda en ese entonces. La vasta coda mayor, aquella en la que se parece ver entrar al Gran Sultán con ruido ensordecedor de tambores, ha sido añadida por Mozart en el momento de entregar la sonata a la prensa de Artaria.
Fuente: Wikipedia.

Aqui podemos ver interpretada la "Turkish March", con guitarra, a cuatro manos:


Puedes tocarla con la partitura para Guitarra o para Piano, la cual puedes escuchar aquí.

, , , , , .

, , , , .

miércoles, mayo 20, 2009

Ese duende que nos habla.

La música es una de las creaciones más abstractas del hombre. Es un lenguaje que responde a sus propios códigos. En nuestra apresurada vida la música se ha convertido en acompañante omnipresente y, por esa misma razón, desconocida.
Por: Raúl Abzueta.
Para muchos es algo que suena mientras hacemos otra cosa, una suerte de murmullo que nos acompaña mientras manejamos, cocinamos, trabajamos, conversamos. Ese es el rol que nuestra sociedad le ha otorgado.
Por razones personales hay quienes desarrollan un contacto más estrecho y consciente, han devenido melómanos. Han desarrollado la habilidad de escuchar, de oír lo que la música dice y pueden hablar de melodía, ritmo, armonía, timbre, color, estructura, forma, instrumentación, y toda esa gama de sutileza que el arte ofrece a sus iniciados. Esto toma tiempo y dedicación pero, siendo el camino más largo, es el más correcto para llegar al alma de los músicos.
Todo comienza tras entender que esa masa sonora es susceptible a ser descompuesta, matizada, entendida, analizada. Que la buena música siempre ofrece una nueva mirada y que mientras más atentamente la escuchamos más nos enriquece. Por eso mismo nos gusta una obra más que otra, deseamos escuchar diferente música dependiendo de nuestro estado de ánimo y tenemos nuestros amores y desamores con esta cantante o aquel grupo o solista.
La música popular venezolana es variada (hay mucha) y compleja (tanto para ejecutarla como para escucharla) y esto ha atentado históricamente contra su difusión. En diversos momentos se ha escogido un género específico como punta de lanza de algún proyecto, pero el ámbito global de nuestra herencia musical sigue siendo un campo desconocido para la mayoría.
Sólo para explicarles a qué me refiero, estableceré unas líneas de aproximación:
1.-La música de nuestros indígenas, con su variedad de cantos y su música ritual.

2.-La música afro-venezolana, con sus diferentes expresiones devocionales, sus cantos a capella, sus toques de tambor, sus cantos de Velorio de Cruz y todas sus variantes regionales.

3.-La música de tradición hispano-morisca, formas que guardan una relación directa con géneros ya desaparecidos en Europa: los cantos de los hombres de mar, el polo, el galerón, la malagueña, el punto de navegante, la fulía, las diversiones pascuales, los tonos de velorio llaneros, la música de cuerdas pulsadas derivada de la vihuela y la guitarra renacentista y de la tradición de las danzas de salón europeas.

4.-El Joropo, término que engloba a la fiesta y a la música y que por su fuerza rítmica, y la particularidad de su canto, ha sido uno de los géneros más difundidos. Tenemos joropos en todo el país, Llanero, Tuyero, Oriental, Guayanés; cada uno tocado de manera diferente y con instrumentos que los caracterizan.

5.-La polifonía popular: la música del estado Lara, la Canción de Serenata, los Golpes, el Tamunangue, los cantos de la Serranía de Coro y de Yaracuy.

6.-El Merengue Caraqueño, curiosidad musicológica que sólo existe en Venezuela, con sus grupos cañoneros y sus mabiles; y toda la tradición del merengue instrumental que se ha tocado en nuestras ciudades durante los últimos 25 años.

7.-El Calipso, que revela nuestro carácter caribeño y antillano.

8.-La música navideña: aguinaldos, villancicos, gaitas, parrandas, diversiones.

9.-La tradición de los cantantes.

10.-El movimiento de la música popular instrumental.

¿Qué nos dice esta música acerca del género interno de nuestro gentilicio? Nos habla de un país que se mueve a una velocidad distinta y con una identidad particular, nos dice que somos a la vez y a un tiempo elegantes, melancólicos, dulces, vitales, fuertes, graciosos, ocurrentes, complejos, originales, virtuosos (la música venezolana es de una dificultad técnica sorprendente) y toda una gama de adjetivos que no solemos colocar al lado de lo venezolano.
Escucharla con detenimiento nos permite conocer a un país remoto para algunos, más familiar para otros, quizás asociados a la infancia y lo rural. Hablamos de un tempo, un carácter, una intención, una fortaleza que casi creemos que no existe básicamente porque no hemos tenido contacto con ella.

Por: Raúl Abzueta.
El Mundo, 19-05-2009.

, , , , .
, , , , .

lunes, mayo 11, 2009

La Visita de la Banda

Una banda de músicos integrada por policías egipcios viaja a Israel; por varios motivos quedan varados en una pequeña ciudad desolada y olvidada, en la cual compartirán experiencias e historias con sus habitantes. Esta multipremiada comedia a nivel internacional, y ópera prima de Eran Kolirin, surge de la propia experiencia de su realizador, educado entre la cultura egipcia e israelí, a pesar de los conflictos y desacuerdos entre ambas. El filme funciona como un reflejo de la identidad entre culturas en el mundo actual, sin que importen diferencias políticas o religiosas.

TITULO: La visita de la banda
TITULO ORIGINAL: Bikur Ha-Tizmoret
GENERO: Comedia dramática
DIRECCION: Eran Kolirin
GUION: Eran Kolirin
INTERPRETES: Sasson Gabai, Ronit Elkabetz, Saleh Bakri, Khalifa Natour, Imad Jabarin, Tarak Kopty
FOTOGRAFIA: Shai Goldman
MUSICA: Habib Shehadeh Hanna
MONTAJE: Arik Lahav Leibovitz
ORIGEN: Israel - Francia (2007)
DURACION: 87 minutos
CALIFICACION: Apta para todo público
WEB: http://www.mangafilms.es/labandanosvisita/

Premios:

FESTIVAL DE CANNES
Un Certain Regard
Premio FIPRESCI

8 PREMIOS DE LA ACADEMIA ISRAELÍ
Incluyendo mejor película

PREMIOS DEL CINE EUROPEO
Mejor Actor - Sasson Gabai
Película Descubrimiento

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE ATENAS
Mejor Director

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE ZURICH
Mejor Film de Ficción Premio Variety a los Nuevos Talentos

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MUNICH
Premio del Público

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE JERUSALÉN
Mejor Película, Actor y Actriz

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE TORONTO
Sección Oficial

FESTIVAL DE MONTREAL DE NUEVO CINE
Mejor película

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE TOKIO
Grand Prix

Trailer.


, , , , .
, , , , .

miércoles, mayo 06, 2009

La bautizó el Padre Borges

Por: Omar Pérez.
Amigos me refrescaron la memoria de curas nativos que entraron y salieron de las filas de la iglesia y que, posiblemente, como a Don Fernando, el guaraní de San pedro, nada humano le fue ajeno, como el padre José Félix Blanco, héroe de la independencia y hasta candidato a la Presidencia. Con suficiente tabaco en la vejiga, hizo la sotana a un lado para vestir los arreos de militar y fajarse como los buenos en muchas batallas contra los realistas y regresar a la Iglesia para lucir de nuevo la sotana.
Cuando Rómulo Betancourt ejercía la Presidencia de la República, un cura de apellido Cabrera, que tenía su ministerio en Valencia – o en Maracay; escribo de memoria – se alzó contra el régimen y una madrugada, aprovechando un carnaval, tomó casi solo las instalaciones de Radio Rumbos, que entonces tenía sus estudios ubicados en una de las esquinas que limitan la plaza O`Leary, en El Silencio, y allí, después de leer una proclama, se atrincheró. A las fuerzas del Gobierno les costó desalojarlo.
Pero antes, en tiempos de Gómez, hubo un cura famoso, notable poeta y orador sagrado, el padre Carlos Borges, - que rendía culto a Dios y se las arreglaba para ofrendar a Baco -. Varias veces, por ese espíritu suyo bohemio, fue sancionado por la curia; pero siempre volvía a su sotana y a su prédica. Un discurso que pronunció en la Casa natal del Libertador lo colocó definitivamente en el pináculo de la fama.
Don Antonio Carrillo, el extraordinario músico y compositor larense, eminente serenatero cuando no atendía sus obligaciones como director de la Orquesta del Estado, consumado maestro de la mandolina, se acercó una noche a la casa que entonces ocupaba en Barquisimeto, acompañado de varios extraordinarios ejecutantes y de algunos amigos, y le interpretó una magnífica pieza de su autoría. Al concluir la ejecución, el gran sacerdote, luego de aplaudirlo y felicitarlo efusivamente, le preguntó por el nombre de aquella composición. Y cuando el maestro le espondió que no le había puesto ninguno, el padre Borges le dijo, solemne:
-¡Se va a llamar "Como llora una estrella”, maestro!...
Y así quedó bautizada.

Publicado en Últimas Noticias, 06-05-2009

Como llora una estrella. Interpretación de Flavio Sala.


Partitura: Aquí.

Como llora una estrella. Interpretación de Ilan Chester.

, , .
, , .

sábado, mayo 02, 2009

Un Stradivarius en el Metro

Un hombre se paró cerca de la entrada en una estación del metro en Washington y comenzó a tocar el violín, en la fría mañana del 12 de enero de 2007.
Durante los siguientes 45 minutos, interpretó seis obras de Bach. Durante el mismo tiempo, se calcula que pasaron por esa estación algo más de mil personas, casi todas camino a sus trabajos.
Transcurrieron tres minutos hasta que alguien se detuvo ante el músico.
Un hombre de mediana edad alteró por un segundo su paso y advirtió que había una persona tocando música.
Un minuto más tarde, el violinista recibió su primera donación: una mujer arrojó un dólar en la lata y continuó su marcha. Algunos minutos más tarde, alguien se apoyó contra la pared a escuchar, pero enseguida miró su reloj y retomó su camino.
Quien más atención prestó fue un niño de 3 años.
Su madre tiraba del brazo,apurada, pero el niño se plantó ante el músico.
Cuando su madre logró arrancarlo del lugar, el niño continuó volteando su cabeza
para mirar al artista.
Esto se repitió con otros niños.
Todos los padres, sin excepción, los forzaron a seguir la marcha.
En los tres cuartos de hora que el músico tocó, sólo siete personas
se detuvieron y otras veinte dieron dinero, sin interrumpir su camino.
El violinista recaudó 32 dólares.
Cuando terminó de tocar y se hizo silencio, nadie pareció advertirlo.
No hubo aplausos, ni reconocimientos.

Nadie lo sabía, pero ese violinista era Joshua Bell,uno de los mejores músicos del mundo, tocando las obras más complejas que se escribieron alguna vez, en un violín Stradivarius de 1713 tasado en 3.5 millones de dólares.
Dos días antes de su actuación en el metro Bell colmó un teatro en Boston,
con localidades que promediaban los 100 dólares.

Esta es una historia real. La actuación de Joshua Bell de incógnito en el metro fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas.

La consigna era:
En un ambiente banal y a una hora inconveniente,
¿Percibimos la belleza?
¿Nos detenemos a apreciarla?
¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?

Una de las conclusiones de esta experiencia, podría ser la siguiente:
Si no tenemos un instante para detenernos a escuchar a uno de los mejores músicos interpretar la mejor música escrita,
¿qué otras cosas nos estaremos perdiendo?

Aquí el video:




Tomado de: Cecilia Falchini Piccini.

, , , , .
, , , , .