viernes, febrero 27, 2009

Importancia de las características personales y profesionales del Facilitador - Mediador

El docente, al igual que muchos otros profesionales, tiene una serie de características personales definidas, entre otras cosas, por la interacción social, su formación académica, familiar, laboral y religiosa. Todo lo que en sí conforma la parte humana y social del facilitador-mediador de conocimientos y aprendizajes, influye de manera significativa en su desempeño.
Es por ello, que se debe procurar especial cuidado en la formación y desarrollo personal. Basta con acudir a la experiencia personal de cada quien para darse cuenta de la importancia que tiene el impacto de la personalidad del docente en la formación de sus estudiantes. ¿Quién no recuerda claramente a profesores que se destacaron por su academicismo y excelente dominio de los contenidos, y sin embargo se mostraban con sus estudiantes con una personalidad inaccesible, impenetrable, o simplemente humillante?
También encontramos el caso contrario, donde un docente es especialmente recordado por ser un facilitador amable, de gran calidad humana, amable con sus estudiantes, dado a la comprensión, con facilidad y preocupación por ir más allá de lo tratado en clase, de manera que se convertía en un amigo, un padre.
La relación entre el estudiante y su profesor es un factor determinante en la facilitación de los conocimientos, forma parte de las condiciones necesarias para el aprendizaje significativo. El aprendiz necesita sentirse a gusto, en confianza, ser tomado en cuenta como persona, sentirse identificado con su facilitador.
Esto crea un ambiente donde se produce el intercambio fluido, constante, y se puede ir mas allá de los académico, produciendo una relación empática, favorable incluso para el desarrollo socioemocional del aprendiz.
Es esa influencia positiva a la que todo maestro debe aspirar y a la que todo estudiante tiene derecho. Para ello, es necesario partir de la propia reflexión de cómo se es percibido por los estudiantes; entre las herramientas donde se puede apoyar el docente se encuentra el feed back frecuente. Se debe estar abierto a las sugerencias, a las ideas, a las mejoras, escuchar las opiniones de otros profesionales y de sus mismos aprendices; mantener una actitud reflexiva en cuanto a cómo se es percibido por los demás.
¿Cómo me ven los demás? ¿Cómo me veo a mí mismo? ¿Qué aspectos de mi puedo y debo mejorar? ¿En que qué actividades debo poner mas empeño? ¿Cómo me afecta, favorable o desfavorablemente, el ambiente donde me desenvuelvo?
Una de las herramientas que me pueden servir de apoyo para conocer sobre mis características personales y profesionales es la llamada matriz FODA; mediante ella puedo hacer un sencillo pero efectivo análisis donde identifique mis Fortalezas y Debilidades, así como también las amenazas y oportunidades del medio.
Con el uso de esa herramienta puedo planificar mis estrategias como facilitador-mediador, al mismo tiempo mejorar mis relaciones interpersonales, pudiendo aprovechar al máximo mis fortalezas y oportunidades; del mismo modo me permite reconocer algunas amenazas de su entorno con las cuales debo tener cuidado y procurar fortalecer aquellos aspectos que conforman mis debilidades. En ejercicio realizado en clase apliqué la matriz FODA a mis características personales y profesionales, y de allí parto para las siguientes reflexiones.
El primer aspecto que consideré fueron mis fortalezas. Me percibo como una persona responsable, esmerado en cumplir con los compromisos adquiridos y cuidadoso de no empeñar mi palabra en lo que no tenga la seguridad de cumplir. Otro punto es lo cuidadoso que soy, le doy importancia a los detalles y cuando algo requiere de un trato especial nunca lo dejo pasar por alto.
Siguiendo con mis fortalezas, soy una persona sensible. ¿En qué me puede ser eso de provecho? Tomo en cuenta mis sentimientos y el de los demás, permitiéndome acercarme más a las personas con quien tengo trato. A su vez, esta cualidad no me impide la exigencia de disciplina, otra de mis fortalezas, con la que puedo llevar a cabo satisfactoriamente lo que planifico, supervisar eficientemente cuando tengo grupos de personas a mi cargo e incluso en la formación de mis hijas. Siguiendo con el tema familiar, la relación con mis hijas es para mí muy importante; es un aspecto de mi vida personal que no descuido.
Pasando al punto de las oportunidades, una de las que primero he considerado es mi trabajo en una editorial. Tener acceso a mucho material impreso me ha permitido desarrollar afición por la lectura. También me ha permitido poner ese material al alcance de estudiantes, compañeros de trabajo, amigos, familiares y todo aquel que lo necesite.
Otra oportunidad es el hecho de pertenecer a la especialidad de Educación Musical. La música tiene muchas aplicaciones didácticas, con las que se puede trabajar cualquier otro contenido; además se le puede aprovechar como actividad lúdica en cualquier otro ámbito. Entre los docentes de educación musical existe una relación de apoyo mutuo, lo cual ofrece facilidades para planificar, organizar y ejecutar eventos musicales.
El último aspecto que consideré como oportunidad es el hecho de trabajar en turnos rotativos. Eso me permite disponer de algunos días a la semana para dedicarme a actividades que con un horario rígido no pueda realizar.
En cuanto a mis debilidades debo reconocer que puedo pasar de la disciplina a la inflexibilidad. Debo ser menos rígido y tomar en cuenta siempre que todo hecho está sujeto a imprevistos, y que los planes deben adaptarse a las realidades cambiantes.
Sin embargo, cuando aplico la disciplina a mí mismo no soy tan efectivo. Fácilmente caigo en el desorden. Es un poco paradójico, que pudiendo manejar grupos disciplinadamente me cueste un poco hacer lo mismo con mis actividades diarias. Necesito hacer mayores esfuerzos en tener un comportamiento disciplinado en mis asuntos personales como lo hago en lo profesional.
Otra de mis debilidades es la oca importancia que le doy a mi descanso. Empleo mi tiempo en muchas actividades de todo tipo: académicas, laborales, recreativas, familiares, etc.; pero es poco lo que dedico a mi descanso y eso lo perciben quienes me rodean, pudiendo dar una imagen de irresponsabilidad. Además, esto es algo que puede acarrearme problemas de salud. Si planifico mejor mis actividades diarias y semanales, puedo hacer espacios de calidad para dedicarlos al descanso físico y así elevar mi calidad de vida.
La última de mis debilidades que resultaron del ejercicio en clase es mi falta de experiencia en el desempeño docente. Hasta estas alturas de mi carrera no he trabajado en ninguna institución educativa, con lo cual reforzaría mi formación académica, me acercaría mucho más a la aplicación práctica de los contenidos que veo en clases y me permite una base sólida al momento de buscar un empleo en el área. Debo procurar lo más pronto posible buscar un empleo en la docencia, para comenzar a aplicar las herramientas que he adquirido en mi formación académica y al mismo tiempo fortalecerla.
Ya para culminar con el ejercicio reflexivo, hago mención a las amenazas. La primera que consideraré es el turno nocturno de trabajo, que me resta tiempo para descansar y que en ocasiones me resta fuerzas para dedicarme más al estudio y a la actividad docente. Para mejorar esa situación, puedo apoyarme en una mejor planificación o comenzar la búsqueda de un empleo más favorable a mi nueva realidad académica.
Este ejercicio me ha dado la ventaja de conocerme un poco más y lo que me afecta como persona y como profesional, poder tener un mayor control de mí mismo y cómo poder mejorar mis relaciones interpersonales en el ámbito académico, laboral y familiar, generando la oportunidad de sentirme bien en todos ellos, al tomar en cuenta cómo quiero que los demás me perciban y trabajando en función de eso.

Alfredo García
Fase de Ensayo Didáctico
Abril 2008

, , , , .
, , , , .

No hay comentarios.: