miércoles, octubre 01, 2008

La música es una cosa visible.

La primera impresión es lo que cuenta, y a veces ésta nos llega exclusivamente a través de los ojos. Luces, colores, expresiones, reposo y movimiento… muchas cosas pueden llegar a maravillarnos, cuando el silencio está presente. Lo que no puede faltar en estos casos es la satisfacción.

Un ave puede intentar volar, así como una persona sorda puede intentar tocar el violín.
¿No es una cosa loca?


¿A quién se le ocurre semejante disparate? Si para un ave lo natural es volar, es parte de su modo de vida, sin ello casi dejaría de ser lo que es; un ave. Entonces, ¿Cómo puede considerarse interpretar música a una persona que no escucha, que no puede percibir los sonidos como los demás?

¿Por qué mejor no aprender otra cosa?

La naturaleza humana tiene extrañas manifestaciones, a veces la subestimamos demasiado. No valoramos lo que es capaz de hacer alguien cuando algo le gusta realmente. El límite es el cielo, cuando decide el corazón.

Haces que todos a tu alrededor pierdan el tiempo.

No creo que sea fácil para alguién poder alcanzar una meta como quienes le rodean, cuando no se tienen a mano los mismos recursos, ni desarrolladas las mismas aptitudes ni facilidades. Es allí cuando toma un papel protagónico el apoyo, el respeto, la confianza, las ganas de que entre todos podamos lograr lo que uno del grupo necesita. Si el tiempo es de todos, el esfuerzo y el ánimo también lo son.

¿Por qué soy diferente a los demás?

La exclusión causa grandes y profundas heridas, difíciles de sanar. Es tal vez una de las actitudes más dañinas de un ser humano hacia otro; va contra la naturaleza misma del hombre, que en todo contexto es social. Ser diferente puede ser un gran peso, cuando la carga de los demás se posa sobre una sola persona. Pero en realidad no es ésta la pregunta que se debe responder.

¿Por qué tienes que ser igual a los demás?

Es aquí cuando debes aprender a reconocer y aprovechar tus ventajas y fortalezas, que pueden ser infinitas, sólo que las desconoces. Nunca te debes comprar con otro; siempre habrá grandes diferencias y no te sentirás conforme. Cuando encuentras que alguien puede ser mucho menos que tú, también significa que en algún lugar alguien te supera en creces. Has de ser tú mismo, siempre, y serlo al máximo. Cuando se trata de la música, muchos llevan como un estigma el no poder cantar como un profesional, o ejecutar un instrumento con la destreza de un maestro. La música está hecha para disfrutarla, y disfrutarla al máximo, no para sufrirla. Todos tenemos la bendición de la música en nuestro interior… sólo necesitas encontrarla y compartirla.

La Música es una cosa visible. Cierra tus ojos, y la verás…!!!



Excelente comercial de Pantene Chrisalys.


, , , , , , , .
, , , , , , , .

No hay comentarios.: