lunes, noviembre 05, 2007

La Educación Musical en la actualidad y su incidencia en la sociedad

Voy a comenzar mi reflexión a partir del siguiente cuestionamiento. ¿Queremos formar músicos? ¿Queremos poner la música al alcance de todos? Son dos aspectos distintos de la Educación Musical.
La educación musical destinada a la formación de músicos, ya sea en los conservatorios o en los núcleos de nuestro sistema de orquestas, no es igual a la educación musical que se imparte en una escuela bolivariana, por citar un ejemplo. Para la formación de un profesional de la música se requieren años de especialización, estudios a profundidad que garanticen un aprendizaje completo, horas de práctica diaria, etc.
Por otra parte, en las escuelas de educación básica no encontramos las condiciones más idóneas para la formación de un músico profesional, ya que en principio no es el objetivo fundamental de las escuelas básicas, no hay el espacio ni el tiempo y el diseño curricular no está orientado hacia la conformación de músicos profesionales.
Sin embargo, en la escuela básica o primaria (y aún desde el nivel de educación inicial) se hace necesaria y presente la educación musical. Creo que parte de la idea de poner a la música al alcance de todos, para su disfrute y valoración, como parte de la formación integral de todo ser humano. Una vez alcanzado este objetivo, en casos particulares podemos cultivar el amor por la música al punto de querer hacerla un modo de vida; es decir, formar a un músico profesional.
Retomando el caso de los conservatorios, actualmente una de las mayores dificultades (limitándonos en esta reflexión a la incidencia en la sociedad) es la necesidad de infraestructuras adecuadas y recursos que aseguren una mayor inclusión para todos aquellos que quieren profundizar en el aprendizaje musical. Y en segundo lugar podría mencionarse la actualización de los métodos de enseñanza musical. De este modo, podríamos contar con amplios y adecuados espacios que aseguren una mayor inclusión y un currículo que se adapte a las necesidades socioculturales actuales y que resulte más atractivo y motivador para los estudiantes de música.
Para abordar la incidencia social de la música partiendo desde la actividad en las escuelas primarias, debemos mencionar que la actividad de los profesores en Educación Musical está centrada en la enseñanza de la música, principalmente el canto y la ejecución de instrumentos musicales. Sin embargo, se puede aprovechar la música en el diseño y aplicación de estrategias para la formación en valores, por ejemplo. Allí podemos evidenciar una de las valiosas aplicaciones de la música en la transformación de la sociedad.
La Música, como recurso pedagógico, enriquece la formación integral del niño, no solo por su aspecto formativo sino también por su aporte en el sano desarrollo del individuo, de su personalidad. Entre las ventajas más significativas de la música está el desarrollo del aspecto intelectual, socio afectivo, psicomotor, de crecimiento personal y formación de hábitos, en lo cual se evidencia su aplicación como herramienta para la formación en valores en la educación y por consiguiente, un elemento transformador de la sociedad.
La música cumple una función muy importante en el desarrollo socio-efectivo del niño al enseñar a diferenciar roles y definir responsabilidades, lo capacita para una mayor y mejor participación en el aula, en la relación con los compañeros y con el docente al compartir o interactuar con ellos a través de juegos y actividades musicales (canto y ejecución instrumental), dirigidas fundamentalmente a ejercitar destrezas.
Los niños y niñas experimentan emociones y espontaneidad, así como también el crecimiento de sus sentimientos estéticos. La música produce placer y satisfacción, despierta la observación y aceptación de todo cuanto lo rodea, facilita la integración grupal al compartir cantando y tocando los instrumentos con los compañeros, lo que refuerza, a su vez, la noción de trabajo cooperativo y otros indicadores de buena convivencia, como el respeto a la diversidad y el amor a sus semejantes.
Los niños y niñas se sensibilizan ante el arte y la naturaleza, descubren un nuevo medio de expresión y comunicación, fortalecen su autoestima, conocen y expresan sus capacidades, demuestra su perseverancia en el alcance de metas; se motiva a superar dificultades cuando, al participar en producciones artísticas, se esfuerza en aplicar correctamente los elementos básicos de la música.
La música permite a quien la escucha, valora y ejecuta el poder descargarse, relajarse, expresar sentimientos y canalizar energías de una manera apropiada, sirve como medio para expresar el respeto hacia vida de los demás y la propia. La música está entre las opciones a las que pueden acceder los niños y jóvenes ante actividades delictivas y el consumo de sustancias que ponen en peligro su vida.
El docente de música debe conocer estos beneficios de la música y su potencial como agente transformador de la sociedad. El Estado, como ente supervisor de la educación, define los diseños curriculares que ha de aplicar el docente en su práctica profesional. Por ello, el educador musical debe conocer los cambios que se comienzan a implementar con el Diseño Curricular Bolivariano. Nosotros como los principales responsables de la educación musical debemos preguntarnos ¿cómo es la educación musical en el nuevo diseño curricular? ¿qué contenidos se van a enseñar? ¿qué papel juega la música en la formación del nuevo ciudadano?
No podemos limitarnos a ser instrumentos pasivos, artífices inertes de los contenidos musicales del nuevo sistema bolivariano. El futuro de la música está en nuestras manos, y como especialistas debemos esmerarnos en la mejor formación musical, la que realmente sea instrumento de transformación social, la que esté al alcance de todos y sea aprovechada por todos. Me niego a ver la música como una actividad de relleno, que se toma en cuenta en las fiestas patrias, fin de año, día de la madre y culminación del año escolar.
En otro orden de ideas, un caso que particularmente me preocupa es la formación musical de las docentes que se desempeñan en la Educación Inicial. A menos que sean hijos de músicos, las primeras nociones de música la reciben los niños en la educación inicial. Sin embargo (a menos que también sean músicos), las docentes de Inicial reciben muy poca formación musical y basan sus estrategias básicamente en el uso de CD´s, o delegan la formación musical a los especialistas, lo que contribuye a una enseñanza musical abstracta, desligada del ambiente natural de los niños y niñas en esa etapa, ya que al retirarse el especialista de música también se van con él las actividades musicales.
Si no es incorporada sólidamente en la formación de las profesionales de Educación Inicial, la música puede llegar a ellas a través de talleres básicos diseñados por el especialista en Educación Musical, y de ese modo integrar a la música a las actividades diarias y a los contenidos que reciben los niños y niñas sin la presencia del profesor de música. Por supuesto que para aprendizajes musicales más profundos, el especialista ha de estar presente y participando activamente.
Del mismo modo, el profesor de música ha de ser un profesional integral y no puede limitarse a la enseñanza netamente musical, sino sumarla a todo el conocimiento que necesita la persona para su formación social integral. La música está relacionada con la historia, la geografía, la matemática, la naturaleza; a la persona humana: psicología, biología, interacción socio-cultural, etc.
Es por ello que, sin dejar de ser especialista, el docente musical debe abarcar todas las áreas del conocimiento y encontrar la manera de evidenciar la relación de la música con tales áreas, de manera que pueda asumir su rol de educador en el sentido más amplio.
Como ya he mencionado anteriormente en el caso de Educación Inicial, los docentes de otras especialidades deben tener nociones básicas del arte musical, ya que además de hacerle una persona más humana y sensible, le aporta una herramienta muy valiosa que se puede aplicar en cualquier estrategia instruccional altamente efectiva y transformadora de la realidad social de quienes la conocen: la música.
En el Currículo de Educación Inicial diseñado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes en el 2006, se menciona que la música como parte del desarrollo integral de la persona, tiene incidencia directa en la creatividad, la socialización, la coordinación psicomotriz, el lenguaje, la memoria, entre otros. De allí que en la educación, la integración de los tres aprendizajes fundamentales para el desarrollo del ser social: hacer, conocer y convivir, tienen en la música un aliado fundamental que va unido al proceso de desarrollo y aprendizaje de niños y niñas.
Por último, no se puede dejar de considerar y demostrar en la praxis diaria que la profesión de músico es una alternativa digna y dignificante, grata y motivadora, herramienta de transformaciones sociales, fuente de grandes satisfacciones a nivel personal y profesional. Nosotros, los educadores musicales, estamos llamados a promover la profesión del músico y del educador musical, entre nuestros estudiantes; especialmente a través del ejemplo, como garantía de un futuro musical estable y prometedor para la conformación de nuestra sociedad.

Alfredo García, noviembre de 2007

, , , , , , .
, , , , , , .

5 comentarios:

Lycette Scott dijo...

La verdda yo también me niego a ver esto como una actividad de relleno, es como los deportes, me parece que esas son materias que deberían complementar más la educación de los muchachos, la música relaja y es importante...

Oscar dijo...

Me ha parecido un artículo muy interesante, al igual que el blog entero, enhorabuena.
En efecto la música tiene un gran valor educativo y desarrolla todos los aspectos del ser humano, a pesar de ello suele ser menospreciada. Como supongo que sabes, en España se introdujo la música en la educación obligatoria a partir de la LOGSE (ley de 1990), en Primaria (6-12 años) y Secundaria (12-16 años). En cada reforma educativa ha corrido el peligro de disminuir su presencia o incluso desaparecer en algunos cursos. Además, en una hora semanal por curso lo que se puede enseñar es limitado.
No ayuda tampoco el concebir a la asignatura de música con fines demostrativos para el concierto que toque; ¿cuando entonces trabajamos los objetivos educativos que realmente lleguen a los alumnos, y que les sirvan de una buena base?
Veo que tanto en España como en Venezuela tenemos las mismas preocupaciones; también la música en el curriculum se organiza de manera parecida: hacer, conocer y convivir, se llaman aquí conceptos, precedimientos y actitudes, y se organizan en saber percibir, saber hacer, y expresión sensible; la idea es la misma.
Un abrazo

Luis Manuel dijo...

Felicidades por tu blog...
Es una preocupación de gran parte de los educadores musicales del país la forma como se está impartiendo la misma dentro de las escuelas, ya que muchas veces los directivos y supervisores son los que obligan al docente a trabajar la música como una actividad complementaria o recreativa asignando horarios vespertinos o fuera de las horas de cátedra, pero lo más grave de esto es que desligan a la música de las experiencias cotidianas de aprendizaje que suceden diariamente en la escuela. Cabe destacar que la música siempre ha estado presente en todos los momentos de la vida del hombre, incluso, antes de nacer ya puede percibir estímulos sonoros y musicales. Es por ello que la misma debe ser utilizada como una herramienta de aprendizaje útil para cualquir situación.
Pienso que nosotros los músicos debemos de romper con ese paradigma castrante de que "el músico nace, no se hace" y cambiarlo por el pensamiento de que todo individuo tiene el privilegio, el beneficio y el derecho de vivir y sentir la música durante su formación integral y humana, que es la que corresponde en gran parte a la educación formal.
Es por ello, que a medida que se reforme la visión de los educadores musicales, en esa medida se rediseñará el currículo escolar en relación con la música.
Saludos...

Almudena dijo...

¡Hola! En España la realidad musical no es muy distinta.

Acabo de crear una entrada en mi blog (el cual está dedicado a la música y los músicos) en la que se explican cuáles son los beneficios demostrados de la música y... curiosamente critico lo mismo que tu, que en españa, en los colegios e institutos la clase de música nadie la toma en serio, ni la mayoría de los alumnos ni las administraciones públicas...

En fin, os dejo mi dirección por si a alguien le interesa, hay un par de enlaces de interés.

http://adlibitum-oniric.blogspot.com/

¡Me gusta mucho tu blog Alfredo!

Kathedcita dijo...

Hey que comico estudio en el IPMJM y estoy buscando info de la educacion musical en venezuela y en los ninos y me tope con un estudiante de mi propia universidad jeje, saludos de una estudiante de preescolar :) ah y gracias por la info.