sábado, octubre 20, 2007

Profesores altamente Efectivos

"Hace aproximadamente 3 años, leí en un artículo de Rogelio Carrillo que versaba sobre los 10 hábitos de los profesores altamente efectivos.
Carrillo señalaba que si existe un aspecto en el que casi todo el mundo está de acuerdo, es que no estamos satisfechos con el estado actual de las cosas, y que si seguimos haciendo lo mismo que hemos estado haciendo, seguiremos obteniendo los mismos resultados que siempre hemos obtenido.
En otras palabras, las cosas que nos molestan permanecerán ahí, “haciéndonos ruido”. Y nosotros, inconformes con esas realidades.
El texto planteaba, igualmente, que Enseñar es un proceso, y que la Educación es su producto, y que si deseamos y queremos un mejor producto, es decir, una buena educación, necesariamente tenemos que concentrarnos en el proceso, es decir, en la enseñanza.
Sobre la afirmación anterior, planteo la necesidad de cambiar viejos hábitos en la acción de educar que tenemos muy arraigados y crear unos nuevos que nos permitan actuar con mayor efectividad.
Como sabemos, los hábitos no son heredados; son, por el contrario, aprendidos, y están constituidos según Covey, por tres elementos que se armonizan entre sí, estos son: conocimiento, pericia y actitud.
Quiere decir, que si se quiere cambiar un hábito se necesita actuar en los tres elementos: Conocimiento: saber qué es lo que se tiene que hacer; Pericia: saber cómo hacerlo, y Actitud: ¿por qué debo hacerlo? ¿En realidad quiero hacerlo?
Instaurar nuevos hábitos al enseñar propicia que nuestros estudiantes logren un aprendizaje efectivo, esto permite que el docente interactúe y se integre con sus alumnos.
Se requiere que el profesor sea autor y actor no sólo del aprendizaje de sus aprendientes sino del suyo propio; todo ello con el propósito de incrementar la adquisición y transferencia de los conocimientos.
¿Y cómo se logra eso?, a través de una clase signada por la calidad; para ello se necesita, entre otros aspectos, que el docente exhiba los diez hábitos de un profesor altamente efectivo:

1.-Saber de lo que está hablando; 2.- Dar el ejemplo como líder y profesor; 3.- Respetar a sus estudiantes; 4.- Motivar a sus estudiantes; 5.- Establecer las competencias a desarrollar cuando el estudiante finalice el grado/año; 6.-Enseñar habilidades para resolver problemas; 7.- Decir y mostrar; 8.- Saber sobre los estilos de aprendizaje; 9.- Preparar evaluaciones válidas y bajo los nuevos enfoques reflexivos, y 10.- Enseñarle a sus estudiantes a aprender; a ser, a hacer; a convivir y a trascender.

Ahora tú, mamá – papá, ¿puedes identificar los docentes que tienen tus hijos con estas características?

Y tú, estudiante, ¿cuántos profesores tienes que son altamente efectivos?”.

Morella Osorio, Profesora y Directora de Formación Docente de La Cadena Tricolor. Últimas Noticias, 20-10-2007.

, , , , , .
, , , , , .

No hay comentarios.: