sábado, octubre 06, 2007

Disfrutar de la Música

No todo el mundo sabe lo mismo sobre un mismo tema e incluso lo que afirman algunas personas sobre una cosa puede generar interpretaciones diferentes o ser contradictorio con lo que dicen otras personas. Si cotidianamente evitamos el desconocimiento, hace falta prevenir también la confusión, ya que puede inducir a apreciaciones erróneas e irrecuperables. La música, el arte, pueden ser desconocidos, pero esto no significa que no se puedan disfrutar. De todas formas, caer en la trampa de apreciar como arte verdadero sólo lo que tenga un sentido o una traducción visual o verbal o lo que está a la moda, será poner limitaciones y engañar a nuestros sentidos.
El mundo de la música es bastante desconocido y confuso. A lo largo de la historia, y todavía hoy en día, los músicos son vistos como semidioses, genios o locos que crean, a partir de la nada, un producto sin ningún tipo de compromiso que, al margen de los gustos sociales, gusta o no gusta; nada más lejos de la realidad, ya que los autores, sus obras, concepciones y los procedimientos compositivos que usan son hijos de la época que han vivido. Se cae en la trampa de creer que es difícil estudiar este mundo de privilegiados, en este arte, que es complicado e inmaterial al mismo tiempo. Esta visión es una de las que hay que superar, hace falta acercarse a la música con ganas de disfrutarla. Todo esto lleva a la dificultad de establecer la mejor manera de percibirla o el mejor momento para hacerlo. No existe una edad para iniciar el aprendizaje de la Historia y los parámetros de la música (si bien cuanto antes se empiece este proceso, más enriquecedor resulta), sino estadios iniciales diferentes para cada persona. Los parámetros de la música y las formas musicales se pueden trabajar ya desde la educación inicial, pero siempre adaptados al momento evolutivo del alumno o alumna Este trabajo conseguirá que la música sea mucho más apreciada y percibida como un arte no sólo expresivo sino comunicativo, y hará que el trabajo, en etapas posteriores, de la Historia de la Música propiamente dicha, sea mucho más eficaz, gratificante y comprensible.

Tomado de: Alsina, P. y Sesé, F. (1994): La Música y su Evolución. Madrid: Grao.

, , , .
, , , .

1 comentario:

Lycette Scott dijo...

Hola amigo, pasando a saludarte, leerte y ponerme al día...yo disfruto la música...la clásica, ahh produce algo indescriptible en mí