jueves, marzo 08, 2007

Teresa Carreño: La más grande pianista de Venezuela.

Teresa Carreño nació en Caracas el 22 de diciembre de 1853, hija de Manuel Antonio Carreño y Clorinda García de Sena y Toro (sobrina de la esposa del Libertador, María Teresa del Toro y Alaiza), en el seno de una familia de músicos, entre los que destaca su abuelo Don Cayetano Carreño, Maestro de la Capilla de la Catedral de Caracas.Desde los tres años Teresa Carreño se reveló como prodigio del piano y su brillante carrera pianística la colocó entre los intérpretes más grandes de su tiempo. Incluso, de ella dijo Franz Liszt cuando apenas tenía doce años: "de seguir trabajando así llegará a ser uno de nosotros". La artista recibió su primera formación musical de su padre, quien le hizo más de 500 ejercicios para desarrollar su técnica pianística, y también fue discípula de Julio Hohené, Louis Moreau Gottschalk, Arthur Rubinstein y el propio Liszt (El Mundo, 2000).
Manuel Antonio Carreño se esmeró en proporcionarle una educación musical y general muy completa en una época en la que las niñas eran relegadas en este sentido en todos los países del mundo. Desde luego, no debemos olvidar que el famoso libro Manual de Urbanidad y Buenas Maneras de su padre, que llegó a aprobarse como texto en las escuelas españolas incluso antes que en las venezolanas, estaba dirigido a los jóvenes de ambos sexos. El 25 de noviembre de 1862, con nueve años de edad, da su primer concierto en el teatro Irving Hall de Nueva York. Estudia con el pianista norteamericano Louis Moreau Gottschalk. Da conciertos para el presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, y en París para Gioacchino Rossini y Franz Liszt, de quien fuera más adelante discípula como mencioné con anterioridad. Fue solista de la Orquesta Filarmónica de Berlín. En 1885 regresa a Caracas para dar recitales y organizar la temporada de ópera del año 1886. La temporada no fue exitosa y deja la ciudad presionada por su condición de mujer divorciada. Teresa Carreño fue en su época una mujer muy adelantada y poco convencional para la idiosincracia caraqueña de aquel tiempo, hecho éste que le impidió triunfar en su patria.
Entre 1892 y 1914 vive en Alemania (Sajonia y Berlín) y realiza viajes por todo el mundo. Muere en Nueva York en 1917, sus restos llegan a Venezuela en 1938 y son trasladados al Panteón Nacional el 9 de diciembre de 1977 (Wikipedia, 2007).
Entre sus obras como compositora se recuerdan: Himno a Bolívar, Saludo a Caracas; el vals A Teresita, dedicado a su hija; el Cuarteto para cuerdas en si bemol, entre otras.
Como homenaje a la más grande pianista de Venezuela, el mayor complejo cultural venezolano lleva su nombre: Teatro Teresa Carreño, en Caracas.

Hoy, Día Internacional de la Mujer, aprovecho la oportunidad de hacerle llegar mis palabras de reconocimiento a la mujer venezolana, que cada día gana terreno en todos los campos de la vida nacional, luchando por la reinvindicación de sus derechos, por sus ideales, por el apoyo que merecen como madres, esposas, hijas, hermanas, amigas, profesionales...
...Por ser el complemento perfecto que hace al hombre un ser completo.

"Los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales. La plena participación, en condiciones de igualdad, de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural en los planos nacional, regional e internacional y la erradicación de todas las formas de discriminación basadas en el sexo son objetivos prioritarios de la comunidad internacional."
(Declaración y Programa de Acción de Viena, parte I, párrafo 18)

, , , .
, , , .

2 comentarios:

Belkis Araque "Bel" Niña Fresa dijo...

Gracias por ese post ;)

Prof. Gloria Carrasco dijo...

que bello gracias, muy apropiado tomar una mujer ejemplar en este dia...