martes, marzo 20, 2007

Soy Profesor.

Un Ingeniero puede ser profesor.
Un Abogado puede ser profesor.
Un Administrador puede ser profesor.
Un Psicólogo puede ser profesor.
Un Médico puede ser profesor.
Un Biólogo puede ser profesor.
Un Pintor puede ser profesor.
Un Bombero puede ser profesor.
Un Agricultor puede ser profesor.
Un Contador puede ser profesor.
Un Periodista puede ser profesor.
Un Militar puede ser profesor.
Un Geólogo puede ser profesor.
Un Antropólogo puede ser profesor.
Un Electricista puede ser profesor.
Un Astrónomo puede ser profesor.
Un Policía puede ser profesor.
Un Bailarín puede ser profesor.
Un Cura puede ser profesor.
Un Veterinario puede ser profesor.
Un Atleta puede ser profesor.
Un Mecánico puede ser profesor.
Una Enfermera puede ser profesora
Un Músico puede ser profesor.

En cambio yo no puedo ser ingeniero, ni abogado, ni administrador, ni psicólogo, ni médico, ni biólogo, ni pintor, ni bombero, ni agricultor, ni contador, ni periodista, ni militar, ni geólogo, ni antropólogo, ni electricista, ni astrónomo, ni policía, ni bailarín, ni cura, ni veterinario, ni atleta, ni mecánico, ni enfermero…¡tal vez músico!.
Pero soy Profesor porque, es la vocación para la cual he nacido.

, .
, .

10 comentarios:

Kareta dijo...

Éste post me ha levantado el ánimo... me pareció tan bonito... yo amo la docencia, de verdad que es gratificante más allá del sueldo que nos den.

últimamenteh han puesto mi vocación a prueba y el amor por lo que hago me ha mantenido allí.

Un saludo, querido profesor!!

J.G.Calleja dijo...

A mi me pasa algo parecido (aún cuando me sigo considerando -un poco- biólogo).
Mucho ánimo.

Prof. Gloria Carrasco dijo...

felicidades por su vocación .... yo si soy administradora, pero tambien soy profesora, he nacido profesora, fui profesora de mis companeros en la universidad, lo soy de mis hermanos, amigos, hijos y de mis estudiantes. en hora buena.

nairo dijo...

Felicidades a esos docentes que estan por vocación y no remuneración. Entre ellos nos encontramos los dos.

Muy lindo post. Recuerda que no te olvido y gracias por los sms.

Besos desde el salon de al lado.

Joalfred dijo...

Tienes toda la razon, lo que se necesita para ser docente es tener vocacion pero eso si no todo el mundo es docente!

Saludos!

David Luna dijo...

100% de acuerdo, lastima que en Venezuela no sea una profesión respetada y admirada por todos. Y sobre todo que nuestros jovenes no la ven como una profesión de futuro y mucho menos rentable. Yo desde que estudiaba en la Universidad comencé con la docencia, primero como preparador, y luego al graduarme, pasé a formar parte del staff de profesores de mi casa de estudio. ya tengo más de 8 meses sin dar clases (después de casi 7 años seguidos) y el cuerpo me lo pide a gritos. Vamos a ver si consigo algo por acá que me permita retomar esta vocación y sobre todo aportar mi granito de arena en la formación de jóvenes profesionales. Gracias por este posts.

Lycette Scott dijo...

Eso es muy cierto mi querido amigo, pero no te aflijas porque además, aunque algunos son excelentes profesores sin haber estudiado para ello, hay muchos (la mayoría) a los que realmente les hace falta pasar por esos años de aprender a ser didácticos y pedagogos para llegar a ser grandes o simplemente buenos profesores.
Un abrazo

alfredo447 dijo...

Kareta me alegra (y me honra) mucho que este sencillo desahogo haya levantado tu ánimo; tú eres un ejemplo a seguir, gracias por permanecer firme y constante.

J.G.Calleja, gracias por su visita, por leerme y darme ánimos. Para mi usted que mucho más que Biólogo: Es un Profesor Biólogo y ha tomado el camino de la docencia para enseñar la magia de la vida y compartirlo a todos.


Profesora Gloria,¿Qué más le puedo decir? ¡GRACIAS! ¡GRACIAS! ¡GRACIAS!,Blogfesora.

Nairo, Yo sé bien que tú eres docente por vocación y convicción...eres un gran tesoro, inolvidable para tus niños. Gracias por estar aquí.

Joalfred, me alegra mucho volver a tenerte por acá, tú labor es engrandecedora del corazón humano, del alma, de la vida misma...del país. Gente con sensibilidad social nos hace mucha falta.

David, lamenteblemente tienes mucha razón al afirmar que en nuestro país la profesión docente no es valorada como merece. Basta hacer un diagnóstico vocacional a muchachos de bachillerato para comprobar lo que dices: No es el sueño preferido de la mayoría de los jóvenes ser profesor. Pero está en nuestras manos con el ejemplo y la exteriorización de la vocación, motivar a que cada día se unan mucho más a una profesión tan vital como ésta. Y ánimo, ya tendrás oportunidad de seguir enseñando, algún salón espera por tí.

Licette, querida amiga, gracias por tu visita ;). Es tan loable que alguien cuando asume la responsabilidad de ser docente procure siempre profundizar sus condiciones facilitativas y pedagógicas...Todos lo necesitamos y debemos apartar un poquito de tiempo para eso, ya sea en estudios formales o no, pero no dormirse en los laureles. Más allá de la rentabilidad de la profesión debe estar el constante deseo de todo profesional (no importa la rama) de ser cada día mejor. Un abrazote.

Y mil gracias una vez más a todos

Nakasofi dijo...

uyy demasiado cierto!!! pero hay que analizar bien la cosa... porque cualquiera puede tener el cargo de profesor... pero creo que no cualquiera puede serlo ni siquiera quienes estudiamos la carrera.
Me gusto tu blog.

Tvito dijo...

Bellas palabras, más aún cuando en Chile se va autorizar a cualquier persona que clasifique para ejercer esta bella profesión

Buena página