martes, marzo 13, 2007

¿Dónde están las Orquestas Típicas?


"Escuchen bien ese sonido, hijos, y no lo olviden, que ese es sonido de su tierra”. Ya sabíamos que lo que venía después era toda una lección vespertina acerca de (no la necesidad, sino) el placer de conocer el exquisito repertorio musical venezolano. Y entonces María Yolanda sacaba sus discos de la Orquesta Mavare y de la Pequeña Mavare y de una orquesta que ella amaba mucho llamada Venezuela en Ritmo y nos explicaba acerca del entorno, los autores y la belleza de temas como Conticinio, Morir es nacer, Voraz, Endrina, Geranio, Adiós a Ocumare, Serenata y Flor de loto, entre infinidad de canciones y valses con nacionalidad venezolana.
Los que no estaban en los discos los entonaba madre, pero sin esa lección de amor no podíamos pasar la vida. Nuestro modesto hogar se llenaba de aquellas melodías y los hijos de la maestra éramos felices porque las golosinas iban al alma (que las que iban al estómago eran escasas). Claro, pasábamos por “anormales” en la calle porque mientras entonábamos aquello de “Bella ilusión que despierta mi voz…” o “Adónde iré, adónde iré, proscrito de tu querer” o “Mi canción de amor viene a turbar la calma y el silencio y mi pobre voz alzándose en la noche te despierta…”, los otros niños y jóvenes andaban en una de inglés. La diferencia estaba en que mientras ellos no sabían lo que cantaban, nosotros, los de María Yolanda, sabíamos hasta lo que significaban los vocablos empleados por los poetas de esas canciones: ilusión, proscrito, turbar…
Nunca faltó el sonido de las orquestas típicas venezolanas en mi casa ni en mi vida. Y en verdad no hay como la música de ésta tierra para llenar las exigencias de la ética, de la estética y de los horizontes. Es la música que eternamente escucho cuando necesito del azul y del consejo de mi madre, quien, curiosamente, cumplirá mañana 22 años de haberme dejado sin su voz y su sonrisa de cumanesa mariscala.
Viene a cuento todo esto de las orquestas típicas porque siempre ha llamado la atención el hecho de que estén como apagaditas, como muriéndose, cuando deberían estar retomando el esplendor de sus inicios y la reivindicación del más hermoso repertorio para que todos sepamos lo que tenemos en música. Viene a cuento también porque hace varias semanas un joven músico me hablaba de sus destrezas “académicas” ejecutando a Mozart y Bach, y de su desconcierto ante Antonio Lauro e Inocente Carreño (Venezuela) o Ignacio Cervantes (Cuba) o Villa-Lobos (Brasil).
Y ahora resulta que escribo un correo que transcribo íntegro, con la autorización (casi suicida) de su autor. E imagino que algo habrá que hacer.
“Apreciada periodista, después de leer su página Lo que anda, en Últimas Noticias, del jueves 22 de febrero, sobre su crítica por el hecho de la Diversidad Cultural me atrevo a contarle lo que sufro desde hace un año por las Orquestas Típicas Venezolanas. Debería recordar o hacer memoria de lo ancestral del tema en nuestra querida patria, por el hecho de que ellas han preservado la memoria musical de nuestros pueblos durante mucho tiempo, desde que Luís Ramón y Rivera inició su lucha porque ellas nacieran como la Orquesta Típica Nacional. Es el hecho que, después del nacimiento de la Orquesta Típica Anzoátegui en 1991, se dieron en la Venezuela antes de Chávez, tres encuentros nacionales, dos en Barcelona, (1993-1994) y un tercero en Yaracuy, en 1996, cuando 18 orquestas típicas inauguramos los Juegos Nacionales Juveniles de la fecha.
Los encuentros dirigidos desde Barcelona por este servidor, buscaban el afianzamiento de la Estructura Musical de las Orquestas y la compilación de un compendio de arreglos y composiciones musicales de nuestros compositores, de todo el país, para que ellas mantuvieran la memoria musical de nuestros pueblo, rescatando con ellas mismas la popular retreta en las plazas Bolívar de todos los pueblos de la República Bolivariana de Venezuela. También que cada gobierno regional les diera el presupuesto ordinario anual que se merecen. Pero hasta ahora eso ha sido infructuoso, mientras las Orquestas Sinfónicas Juveniles del Dr. Abreu consumen el presupuesto (haciendo música foránea –desde su fundación-) y ahora sí están preocupados por hacer música nacional, porque llegó Chávez.
Es la verdad. Si no me remito a un solo ejemplo: El presidente inaugura la segunda presa más importante del país en Ciudad Bolívar, la Orquesta Sinfónica interpreta el Himno Nacional y lo despide con el Alma Llanera. El presidente pide al director de la orquesta que le toque Mujer guayanesa, el joven le responde: “Señor Presidente, sólo venimos a hacer el Himno Nacional y Alma Llanera”. El Presidente le tararea la canción, pero sólo hay sonrisas por el gesto.
¿Por qué no llevaron a este solemne acto a la Orquesta Típica Angostura que creó y dirigió por años el cubano-venezolano Juanito Arterta, el mejor trompeta del mundo? No solo hubiera hecho Mujer guayanesa, sino que hubiera tocado con la Típica Angostura La piedra del medio, La loca Luz Caraballo, Morir es nacer, La zapoara, etc.
Tengo que sufrir todo esto, pero tengo también la esperanza de que alguien nos ayude a llegarle al Presidente con la verdad en la mano. Quiero agradecerle lo que usted también piensa y dice por lo nuestro”.

Atentamente, Ramón González, presidente fundador de la Sinfónica Juvenil Anzoátegui, hoy profesional, y de la Orquesta Típica Anzoátegui.
orqtipicaanz@yahoo.es

¿Para qué decirles que al conjunto de ese repertorio hoy sufriente se acrisoló buena parte de nuestra venezolanidad y que él marca la belleza de nuestra diversidad musical? Ojalá éste llamado llegue adonde tiene que llegar. ¿Podría alguien más ayudar?

Por: Lil Rodríguez, en Últimas Noticias 04-03-2007.

Publicado con la autorización y en apoyo a Lil Rodríguez y Ramón González.

, , .
, , .

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que he visto en algunas paginas web que hay tanta ignorancia . sobre nuestra musica tipica . que algunos lleegaa atribuirle a SIMON DIAS la autoria de flor de loto. no sabiendo que es la mas bella musica tachirense y que es de LAUDELINO MEJIAS. hay que empazar a educar sobre la musica tipica. sigan ustedes con su labor.. gracias

Edgar Leon dijo...

Saludos, es cierto, de hecho la página web donde se le atribuía la autoría de "flor de loto" a Simón Díaz es la mía. En todo caso yo me declaro ignorante con respecto a la música venezolana pues no importa cuanto aprendo siempre parece haber más para saber.

Existe una buena página web http://www.venezuelatoda.org.ve/ donde se consigue buena información acerca de autores, canciones, ritmos, etc.

Un abrazo

Kitichiart dijo...

Nuestros saludos.
Leyendo este artículo ya de varios años atrás, me motiva el informarle que La Orquesta Típica de Aragua cumple en el día de hoy 40 años de fundada, para conmemorar este acontecimiento, se ha preparado un concierto en el Teatro Ateneo pautado para las 7:00 pm de hoy (28-05-2015)
Se presentará la leyenda de Florentino y el Diablo por primera vez en Aragua en una versión orquestada.
Cabe destacar que la Orquesta Típica de Aragua fue fundada por el Profesor Rubén Serrano y actualmente dirigida por Rodnell Matos.

http://twitter.com/ICAAragua/status/603568260907401216/photo/1/large?utm_source=fb&utm_medium=fb&utm_campaign=ICAAragua&utm_content=603628324217290752&fb_ref=Default