lunes, febrero 19, 2007

¿Existe un gen musical?


Algunos científicos han propuesto recientemente que la música podría haber sido una adaptación evolutiva, como el caminar erguidos o el lenguaje hablado, que surgió al principio de la historia humana y ayudó a sobrevivir a la especie.
“Por supuesto, se trata de pura especulación”, dice David Huron, profesor de música de la Ohio State University en Columbus.
La mayoría de los expertos asumen todavía que la música es una invención cultural, como las pinturas en las cuevas o la escritura, que desarrollaron los humanos para hacer más fáciles o más cómodas sus vidas.
A pesar de todo, Huron y muchos de sus colegas se preguntan si la música podría tener raíces biológicas. El “gen de la música” habría surgido hace decenas o cientos de miles de años, y proporcionando una ventaja evolutiva a aquellos que lo poseían. La selección natural habría alimentado el regalo de la música, favoreciendo a aquelos que lo poseían con una mayor descendencia que a su vez tenía más probabilidad de reproducirse...
El que la música esté por todas partes sugiere que surgió pronto en la historia de las especies, antes de que los humanos se dispersaran por todo el globo y desarrollaran múltiples culturas. De hecho, existen evidencias de la antigüedad de la música en forma de una flauta tallada en hueso encontrada en Eslovenia. La “flauta bebé Divje” como la llaman los musicólogos, es el instrumento musical más antiguo que se conoce. Se le calculan unos 40.000 años de antigüedad, un tiempo en el que Europa y gran parte de Norteamérica estaban cubiertas de hielo, y los humanos vivían junto con los neandertales...
Sandra Trehub, de la University of Toronto,...viaja alrededor del planeta, estudiando a las madres cuando les cantan a sus hijos. A cualquier sitio que va, la gente canta a sus hijos de la misma manera, con un tono alto, en un tiempo lento y en una tonalidad distinta. Todas las culturas tienen nanas. Son tan similares que nunca se las puede confundir con nada...
La música habría sido adaptante porque las madres que eran mejores musicalmente tenían más facilidad para calmar a sus bebés, sugiere Trehub. Un bebé feliz que se dormía fácilmente y rara vez armaba jaleo tenía más posibilidades de llegar a edad adulta, especialmente en las sociedades primitivas. Sus llantos no atraerían a los depredadores, ellos y sus madres descansarían más tiempo, tendrían menos probabilidades de ser maltratados.
Así, si la predisposición genética a la música apareció pronto en la historia de la humanidad, aquellos que la tuvieran habrían producido una descendencia más saludable que a su vez se reprodujo. Los más musicales de aquellos niños tendrían la misma ventaja, y pasarían los genes musicales a sus hijos, y así sucesivamente, beneficiándose cada generación del don de la música...
Quizás la música es algo que nos empuja a agruparnos. Como individuos somos lentos, sin garras y sin pelo –una presa fácil para todo tipo de bestias feroces-. Pero en grupos, el Homo Sapiens ha conquistado el globo.
La música es una cuestión de grupos: coros, sinfonías, conjuntos y bandas. Pudiera ser que la gente con una inclinación biológica a la música viviera más eficazmente en sociedades...

Kottak,C.P. (2002) Antropología Cultural. Novena Edición.México: McGraw-Hill

, ,.
, , .

3 comentarios:

Dgdg dijo...

Al fin nunca te uniste a Uniblogs...

Mijitico...

Oswaldo Aiffil dijo...

Hola Alfredo! Yo soy de los que cree que el gen existe, por múltiples razones, y existe con una amplia gama de variaciones. Hay quienes no (cero, nada) lo poseen y eso se nota demasiado. Lo que no se ha logrado es probarlo fehacientemente. Un abrazo!!

alfredo447 dijo...

Actualización, al 10 de abril de 2015.

Los neandertales no hacían flautas de hueso. Eran mordiscos de híena.

http://www.europapress.es/ciencia/ruinas-y-fosiles/noticia-neandertales-no-hacian-flautas-hueso-eran-mordiscos-hiena-20150409132805.html