viernes, enero 19, 2007

Oración del Televisor

Mientras oraba antes de acostarse, un niño pidió con devoción:

“Señor, esta noche te pido algo especial: conviérteme en un televisor. Quisiera ocupar su lugar. Quisiera vivir lo que vive la tele de mi casa. Es decir, tener un cuarto especial para mí y reunir a todos los miembros de la familia a mi alrededor.
Ser tomado en serio cuando hablo. Convertirme en el centro de atención y ser aquel al que todos quieren escuchar sin interrumpir ni cuestionarlo. Quisiera sentir el cuidado especial que recibe la tele cuando algo no funciona.
Y tener la compañía de mi papá cuando llega a casa, aunque esté cansado del trabajo. Y que mi mamá me busque cuando esté sola y aburrida, en lugar de ignorarme. Y que mis hermanos se peleen por estar conmigo.
Y que pueda divertirlos a todos, aunque a veces no les diga nada. Quisiera vivir la sensación de que lo dejen todo por pasar unos momentos a mi lado.
Señor, no te pido mucho. Sólo quiero vivir lo que vive cualquier televisor. Amén”.

Hoy, en el taller de valores humanos, hablamos sobre el papel de la televisión en la formación en valores. Hasta que no sea desplazado totalmente por internet, el televisor es el medio masivo por excelencia, presente en todos los hogares, es el medio con que más tiempo pasan los niños, al que más atención prestan los padres. Hace mucha falta retomar el díalogo entre padres e hijos, dar cabida a la comunicación y al compartir familiar. Dedicar tiempo de cantidad (porque SÍ hace falta) y por supuesto de calidad; porque como dice Maytte, los momentos de calidad son un tesoro. El televisor nos quita muchas oportunidades para que nuestros hijos nos recuerden como padres amorosos.

, .
, .

6 comentarios:

marie dijo...

Eso que dices lo viví en carne propia... en mi familia el televisor siempre fue el cacique de la casa. ¡Cuántos dias pasabamos prácticamente sin dirigirnos la palabra, sólo reuniéndonos para presenciar el show de la televisión!. Yo era una niñita, y me hacía tanta falta hablar con mis padres, contarles lo que me pasaba en la escuela o el liceo... pero siempre terminabamos autistas conmovidos por los destellos de esa pantalla.
Por eso en mi casa (la mía)no tengo televisión, he llegado a tenerle "idea" a ese robacorazones.
De hecho, me enteré hace poco de que esa es la razón por la que mis hermanos no me visitan: no soportan más de una hora en una casa sin televisión. Ja ja ja. Dios.
Muy muy muy bueno tu post, gracias por recordármelo. Te quiero

merche dijo...

Estupendo artículo. La oración me parece de un gran aprovechamiento didáctico, para que el alumnado comente en clase sobre el papel que juega la televisión en nuestra sociedad actual.
Un saludo desde España.

Leonor Quintana dijo...

Enhorabuena!!!
Mucho me temo que yo he sustituido la tele por Internet, aunque creo que entre los dos la Red me da muchas más satisfacciones...
Un cordial saludo desde Atenas.

Prof. Gloria Carrasco dijo...

Muy cierto, les recomiendo leer el mago de la cara de vidrio de Eduardo Liendo. Yo me siento afortunada porque en mi crianza no paso eso. Había un solo televisor en casa, y teníamos un horario para usarlo y por su puesto todos veíamos el mismo programa. Hoy en día tenemos cuatro, pero a la larga, terminamos todos reunidos en el que está en la cocina viendo algún programa juntos.
Yo no entendía a mi papá, nos mandaba a apagarlo y se ponía a leer, pero ¿adivinen que? a mi y a mis hermanos no nos quedaba mas que imitarlo y terminábamos leyendo el libro que el nos recomendara.
Yo trato de hacer lo propio, sustituir el televisor por la lectura con mis hijos, pero debo confesar que la computadora es mi mago de la cara de vidrio, me absorbe mucho tiempo, pero igual que yo y mis hermanos con mi papá, mis hijos terminan sentados a mi lado viendo lo que hago en la computadora y cuando me convencen se las presto.
Profe voy a estar pendiente de la tarea que de lejo Marie.

nairo dijo...

Excelente post, muy conmovedor, muy directo, muy cierto. Me llego a lo más profundo de mi corazon.

Besos desde el salón de al lado...

Mirna dijo...

Creo que tenemos distintas formas de conectarnos y cada uno usa la tecnología de distintas maneras. En mi caso, hago muchos uso de la tele, ya que constantemente juego con los juegos play 3 que tienen unos graficos que me encantan