miércoles, diciembre 20, 2006

Misión: Valores

"La actualidad social venezolana está muy familiarizada con el término Misiones, con el cual el Estado denomina a todo un conjunto de estrategias masivas que tienen como propósito garantizar los derechos fundamentales de la población, haciendo mayor énfasis en los sectores excluidos de la población (PDVSA, 2005). Si se habla de garantías y derechos, bien valdría la pena preguntarse ¿Son los valores y la moral derechos que necesitan ser garantizados, a través de una inclusión a gran escala social?
Para dar inicio a tal reflexión se hace necesario tener una idea sobre lo que son los valores. Los valores son cualidades que permiten encontrar sentido a lo que hacemos, a responsabilizarnos por nuestras acciones, a tomar decisiones con serenidad y de acuerdo a lo que pensamos, resolver problemas personales y a definir con claridad los objetivos que nos planteamos (García, 2005).
En consecuencia, los valores no son objetos reales, tangibles, que podemos percibir a través de nuestros sentidos; no podemos tocar un valor, ni verlo ni olerlo, escucharlo o comerlo. Tampoco se trata de objetos ideales, los cuales existen en nuestros pensamientos como ideas; tal como en el caso de las letras, los números, íconos o las notas musicales, por ejemplo. Los valores no están ni en la realidad ni en el pensamiento (Sánchez Velásquez, 1975); sin embargo podemos percibirlos gracias a la sensibilidad humana, por lo tanto dependen de la subjetividad del sujeto. La corriente subjetivista es la que estudia a los valores bajo ésta concepción.
Desde ese punto de vista, hay que tener muy en cuenta que, como todo fenómeno humano, los valores están muy relacionados con el comportamiento social. De allí pueden surgir las discrepancias entre grupos o entre personas al momento de llegar a un acuerdo o definitiva solución en problemas éticos, religiosos, políticos, etc. Otro aspecto subjetivo de los valores es el interés; una cosa adquiere valor según el interés que le es conferido por un grupo social. Otra característica de la corriente subjetivista es que relaciona a los valores con la realidad histórico-socio-cultural que le rodea; debido a ello los valores se modifican o desaparecen en la misma manera en que la historia, la sociedad y la cultura en general lo hacen. De allí la concepción que considera imposible establecer la universalidad de un valor. (Ramos, 2005).
Opuesto al subjetivismo encontramos a la corriente objetivista, la cual sostiene que los valores son totalmente dependientes del objeto y lo único que haría el sujeto, en todo caso, es captar su valor. (Ramos,2005). La objetividad radica en que el ser o no ser de un valor no dependen del sujeto. También considera que los valores son absolutos porque no dependen del espacio, del tiempo, de la historia, ni de los diferentes tipos de cultura. (Sánchez Velásquez, 1975). Los valores no son antiguos ni nuevos: son valores. (Ramos, 2000)
A todo valor corresponde un antivalor, por todo positivo hay un negativo que le contrapone, como a lo bello lo feo, a lo justo lo injusto. Entre los muchos valores que hay, en ocasiones cada persona se puede encontrar en una situación en que debe decidir cual o cuales valores considerar, es decir, cada quien tiene su propia escala o pirámide de valores. (Sánchez Velásquez, 1975).
Todos los estudios cuyo objeto son los valores es lo que en la actualidad se denomina axiología. Como ciencia, considera todo lo que es digno de ser estimado y valorado; estudia los elementos y procesos que inciden en toda visión de lo que es valor. Un análisis multidisciplinario, crítico y planificador apoyado en la axiología, la sociología, antropología, pedagogía y otras ciencias que para nuestro caso en cuestión sirvan de apoyo, bien podrían determinar con bases más firmes el grado de necesidad real que tiene el pueblo venezolano de una estrategia masiva de inclusión moral.
La axiología es una disciplina de surgimiento reciente; no obstante el estudio de los valores ha existido desde la antigüedad, sólo que los filósofos no tenían conciencia de su importancia. La axiología estudia los elementos y procesos que inciden en una visión antropológica del valor y ayuda a analizar la realidad en forma crítica. De relación muy estrecha con la axiología encontramos la moral y la ética, por eso es de suma importancia definir lo que estos conceptos significan.
Tanto la moral como la ética son disciplinas normativas que buscan el bien personal y colectivo, y los principios y valores son los objetivos de las mismas. La ética es una disciplina normativa que tiene su soporte en la razón, y depende de la filosofía. La ética parte de la filosofía que estudia el obrar del ser humano en cuanto a fines que determinan ese actuar con rectitud; considera que el bien y la bondad son fines y cualidades del ser humano (Ramos, 2005). La moral se concibe como la ciencia que enseña las reglas que se deben seguir para practicar el bien y evitar el mal, propuestos por una determinada doctrina. En consecuencia, la práctica de la moral puede ser considerada como el vivir los valores desde la concepción más sublime del ser humano, de manera que le garantiza el poder alcanzar su fin último: la felicidad. (ob.cit.)
Con una idea de lo que son los valores, la moral, la ética y la axiología como ciencia apoyada en la antropología y la sociología, podemos concluir que es un importante recurso a disposición del Estado para llevar a cabo su fin supremo de refundar la República, consolidar los valores y garantizar los derechos fundamentales del hombre (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999). Los valores no pueden verse como un derecho, sino una cualidad en la que deben ser formados todos los ciudadanos venezolanos en especial aquellos sectores llamados “excluidos de la población”; La formación en valores es un proceso social integral, que involucra principalmente a la educación y debe tomar en cuenta toda la realidad que rodea a la persona, al grupo social, o a la población en general.
Por eso se hace necesario el estudio, diseño aplicación y seguimiento de una política moral y ética, como eje transversal, dentro de todo el programa de misiones sociales, integrando a los valores a los recursos con los que cuenta el Estado para hacer posible la inclusión social, involucrar la formación en valores a todas las acciones y actividades de las instituciones y ministerios que coordinan a las misiones sociales, con una participación activa y protagónica de la comunidad organizada. El punto más delicado es la comunidad, para ello hay que asistirla en el proceso de tomar conciencia de la necesidad real que tiene el hombre de formarse en valores para su realización plena".

Alfredo García, Noviembre 2006.

Referencias:
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999).

García, A. (2005). La música como herramienta para formar en valores según el diseño curricular del nivel de educación básica.

Ministerio de Educación (1997) Currículo Básico Nacional Nivel de Educación Básica. Primera y Segunda Etapa. Caracas: Autor.

Sánchez Vásquez, A.(1975). La valoración moral. México: Grijalbo.

PDVSA (2005). Misiones sociales.

Ramos, Maria Guadalupe (2005) Programa para educar en valores. Valencia, Venezuela: Universidad de Carabobo.

, , .
, , .

1 comentario:

Jorge dijo...

Si te consideras un buscador de la verdad , un autentico filósofo escribe un articulo sobre cualquier tema que consideres interesante a http://www.afslogos.blogspot.com/