sábado, noviembre 18, 2006

Diseño de una Estrategia Instruccional que integre técnicas museísticas, herramientas artísticas y literarias sobre la cultura del Estado Miranda.

Introducción.
En la formación del profesional docente juega un papel muy importante el manejo de diversas técnicas, recursos y estrategias que le permitan, además de la atención del grupo, lograr que capten el contenido a facilitar, alcanzar los aprendizajes definidos en los objetivos del curso de una manera significativa y utilizando la mayor cantidad de recursos disponibles.
En consideración a lo anterior, una de las opciones con las que cuenta el profesional de la docencia es la aplicación de técnicas museísticas y literarias, para lo cual es necesario apropiarse de ciertos conocimientos básicos que le permitan manejar los fundamentos básicos y poder integrar en una estrategia instruccional las ventajas que ofrece dicha técnica en la transferencia de aprendizajes significativos; además de lo económico de su producción y fácil manejo.
El presente trabajo tiene como propósito plantear la aplicación de técnicas comúnmente de uso en museos, recursos artísticos y literarios, para que sean adaptados según los objetivos a desarrollar en un curso, por parte del profesional de la docencia.
Para ello, se hará un planteamiento del problema, se definirá el objetivo de la presente investigación, los objetivos específicos mediante los cuales se esperar alcanzar el objetivo general, la importancia o justificación del presente trabajo, una revisión bibliográfica que servirá como marco referencial, la descripción de la metodología a utilizar, un plan de trabajo donde se ejecutará el proyecto, las conclusiones y recomendaciones generadas por la presente investigación y por último las referencias a las fuentes citadas y consultadas.

Planteamiento del problema.

Los estudiantes del Instituto Pedagógico de Miranda “J.M. Siso Martínez”, por la ubicación geográfica de la institución y la población a la cual van a atender sus egresados, deben procurar el manejo de conocimientos básicos sobre la cultura del Estado Miranda, como parte del continuo proceso de crecimiento y formación profesional que les permita ser un mejor apoyo en sus grupos de estudio y enseñanza. Estos conocimientos pueden ser presentados y manejados de una forma sencilla, que despierten el interés de los estudiantes predisponiéndolos a aprender de manera significativa, mediante un material interactivo que tenga significado lógico y con contenidos adecuados a la situación y condición que requieren los estudiantes (Rodríguez Palmero, 2004).
Las tendencias actuales en cuanto a estrategias que promueven procesos de enseñanza y aprendizaje requieren a un docente que se valga de todos los recursos y técnicas de apoyo significativo, dentro y fuera del aula de clase. Una propuesta interesante, valiosa y poco utilizada la constituyen los museos y las técnicas museísticas, las herramientas artísticas y literarias; que incluso pueden ser aplicadas en el ambiente cotidiano de aprendizaje: el aula de clase.
La presente investigación busca incentivar a los estudiantes del Instituto Pedagógico de Miranda “J.M. Siso Martínez” a aplicar técnicas museísticas, herramientas artísticas y literarias como recursos instruccionales en situaciones de enseñanza y aprendizaje de la cultura del Estado Miranda; de allí que se podría plantear la siguiente interrogante: ¿Cómo diseñar una estrategia instruccional que integre técnicas museísticas, herramientas artísticas y literarias sobre la cultura del Estado Miranda?
En consecuencia, la investigación se orienta al logro del siguiente objetivo general: Integrar en una estrategia instruccional interactiva técnicas museísticas, herramientas artísticas y literarias que permitan conocer los aspectos básicos de la cultura del Estado Miranda; para lo cual se plantean los siguientes objetivos específicos:
1.- Establecer que la maleta didáctica es una vía dinámica para el estudio de la antropología y sus temas relacionados.
2.-Comprobar que las herramientas artísticas, como la pintura, sirven para la interpretación de un problema científico.
3.-Utilizar las herramientas literarias, como la poesía, para la interpretación de un problema científico.

Justificación

La presente investigación busca aportar nuevas aplicaciones prácticas de las técnicas museísticas fuera de los museos y a la vez ofrecer a los profesionales de la docencia recursos interactivos novedosos, sencillos, económicos y de fácil aplicación en el aula, dejando abierta la posibilidad a posteriores estudios que busquen profundizar sobre el tema.

Marco Referencial

Los Museos y el aprendizaje informal

El conocimiento, aceptación y finalmente aplicación de los criterios de aprendizaje informal ha supuesto una de las etapas más interesantes y hermosas en la vida de los museos. No sólo ha avanzado y perfeccionado la tarea educativa de esas instituciones, sino que ha influido de forma determinante en la compresión del papel que las colecciones de un museo tienen dentro del proceso de comunicación entre museo – público (Museos y Educación: Algunas reflexiones y perspectivas de futuro, s.f.).
En una exposición, donde existe la necesidad de contar con un criterio expositivo coherente y comprensivo para el público y con una organización y diversificación de la información que posibilite la captación de conocimientos necesaria y efectiva por parte de los visitantes, sin que eso suponga en ingún caso la merma en el rigor científico de los mensajes; no se trata de variarlos sino de orientarlos para que lleguen a suponer aprendizajes significativos para el público (ob.cit.).
Hoy en día hay programas públicos como las Estaciones Móviles de Interpretación (EMI) que presentan grandes ventajes. Se realizan en una misma sala de exposición, entre las colecciones, con ejercicios muy variados en las que se suele utilizar materiales de almacén y para un amplio abanico de público, desde escolares, a visitas familiares o pequeños grupos formados espontáneamente a partir de visitantes individuales. En el caso de la Red Extremeña de Museos, en España, se ofrece una lectura complementaria y se ahonda en el mensaje expositivo, ofreciendo propuestas didácticas para interactuar con las distintas unidades interpretativas, y se conectan con los desarrollos curriculares. Son programas educativos que pueden salir del marco físico de los museos y llegar a enclaves aún sin musealizar e incorporarlos, de ese modo, al inventario de los lugares para el aprendizaje.

El Museo y la Música.

En una obra de arte vibra la vida; una pintura o una escultura es como una canción que nos musita al oído los temas más bellos y variados. Como una composición que tiene ritmo y movimiento, y combina formas, tonos y colores diferentes de maneras dulces y armoniosas, con un orden propio. Como una melodía para nuestro regocijo. Pero lo más maravilloso que nos ofrece es que despierta en nosotros sentimientos conmovedores. El museo es como una cajita de música que nos invita a descubrir una sinfonía por explorar; trae consigo un conjunto armónico de hermosas obras como si fueran voces e instrumentos vestidos de fiesta para llevarnos a un gran viaje: el de la contemplación, los sueños, la convivencia y la recreación musical (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).

El Museo y las artes.

Los estudiantes de las artes aprenden un lenguaje visual que les enseña a darse cuenta de sus modos particulares y únicos, sensitivos y afectivos, de percibir, concebir y transfigurar el mundo, para transmitirlo a otros mediante formas visibles que son a la vez medios y mensaje. Un lenguaje que les ayuda también a comprender con agudeza lo que ven; a penetrar apariencias, develar significados y reconocer con emoción valores de la experiencia estética, artística y cultural, presente y ancestral, del universo alrededor (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).
Cuando el docente de artes tiene una disposición lúdica y perceptiva, fantasiosa y evocativa, promueve entre sus estudiantes alegría, imaginación y curiosidad por aprender. Cuando maneja con claridad el lenguaje artístico y las técnicas que enseña, despierta en ellos interés por la creación artística. Cuando tiene conciencia histórica y aprecia los valores estéticos y artísticos, está preparado para fortalecer la autonomía e identidad cultural de sus estudiantes (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).


El Museo y la Literatura.

Visitar una muestra de artes visuales con los estudiantes es una experiencia estética, feliz, que cualifica el trabajo de lenguaje y literatura en las aulas de clase. Allí, se establecen relaciones imaginativas para el disfrute, la contemplación, la interpretación y una mayor comprensión del mundo. En ésta, empiezan, además, a formarse una mirada crítica del trabajo de los artistas como pretexto para aprender a hacer crónicas y ensayos. Antes de visitar una exposición los estudiantes pueden hacer un trabajo de consulta sobre el contexto histórico que representa cada uno de los artistas, relacionándolo con él y su vida presente (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).
Cada día estamos más expuestos a formas de comunicación que combinan imágenes en movimiento, sonido y textos, por esto es importante hacer visitas didácticas con los estudiantes a colecciones de arte y a centros culturales de la ciudad, donde amplíen su sensibilidad auditiva y visual, su conciencia de pertenencia cultural y su sentido crítico (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).

El Museo y las Ciencias Sociales.


El disfrute estético de las obras plásticas, así como los procesos de creación artística, son experiencias que se prestan para que los estudiantes de ciencias sociales se afirmen como individuos libres, imaginativos y expresivos, y como grupo social con imaginarios comunes, con valores similares: con sentido de pertenencia cultural. La obra plástica, además de ser un objeto de admiración que se puede apreciar por su belleza, o quizás porque toca fibras sensibles de quien las aprecia, se convierte en una huella de sucesos significativos, de movimientos y valores de distinta índole. En cada obra de arte se tejen rastros de un individuo creador, una comunidad, un medio ambiente, un momento en la historia social (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).


La Maleta Didáctica.

Para ilustrar la aplicación de la maleta didáctica como técnica museística, se puede tomar como referencia la Biblioteca Luís Ángel Arango, que ofrece el servicio de préstamo de la Maleta Didáctica del Museo Botero, la presenta como la posibilidad que tienen los maestros de hacer una pequeña exposición de arte en el aula de clase. Ésta maleta contiene una selección de ocho reproducciones de obras que se encuentran en el Museo Botero y que representan valores, motivos pictóricos y escultóricos, movimientos y técnicas artísticas de la cultura occidental, a partir de 1862, incluida la obra del maestro colombiano Fernando Botero (Biblioteca Luís Ángel Arango, 2007).
Recibir la visita de esta muestra de arte moderno y contemporáneo es un evento novedoso para un centro educativo. Implica una experiencia inolvidable no sólo por el placer visual y emocional que suscita, sino porque, además, cada Maleta va acompañada por una cartilla para el profesor que sugiere actividades que invitan a abordar las obras de forma lúdica, activa y desde distintas áreas de la educación.
En torno a las obras de esta muestra del Museo Botero, se le propone a los docentes de las distintas áreas del currículo entablar un diálogo creativo y placentero con sus estudiantes, que propicie el desarrollo de su perceptividad y fortalezca su autonomía, ilumine y enriquezca su vida cultural.
El docente encontrará ejercicios pedagógicos que se plantean a partir de la contemplación de las obras, para desarrollarlas luego según las didácticas propias de cada disciplina, llevando a los estudiantes a relacionar su experiencia con el contexto cultural e histórico que aquéllas representan. Se espera que la guía que se le ofrece al docente, y los ejemplos que se le dan, lo motiven a encontrar múltiples tópicos de interés y en lo posible desarrolle estos ejercicios de manera articulada con programas o proyectos específicos.

Estrategias Instruccionales

Según Feo, citado por García (2006) las estrategias instruccionales son un conjunto de acciones deliberadas y arregladas organizacionalmente para llevar a cabo la situación de enseñanza – aprendizaje donde se consideran los siguientes componentes: técnicas instruccionales, actividades, organización de grupo, de tiempo y de ambiente. Centra su preocupación en el hecho de inducir al aprendiz a una participación activa construcción de su conocimiento, donde elija, retenga y transforme la información a través de la percepción, la búsqueda de concepto y el razonamiento.
Para Mendoza, citado por García (ob.cit.), las estrategias instruccionales consisten en una serie de recursos, técnicas y conceptuales mediante los cuales es posible ejercer control para facilitar el aprendizaje. Comprenden básicamente una serie de conceptos y supuestos que permiten agrupar a las variables que afectan a eficiencia del proceso de enseñanza y poner en juego diferentes agentes que en forma integrada tratan de optimizar ese proceso.
García (ob.cit) considera apropiada la propuesta de Alfonzo, el cual menciona tres momentos instruccionales bien definidos: Inicio, Desarrollo y Cierre; y uno transversal permanente, la Evaluación. A su vez, cada momento está compuesto por varios eventos instruccionales.

Aprendizaje Significativo.

Para Rodríguez Palmero (2004), el origen de la Teoría del Aprendizaje Significativo está en el interés de Ausubel por conocer y explicar las condiciones y propiedades del aprendizaje, que se pueden relacionar con las formas efectivas y eficaces de provocar de manera deliberada cambios cognitivos estables, susceptibles de dotar de significado individual y social.
Para que se produzca un aprendizaje significativo han de darse dos condiciones fundamentales:
(a) Actitud potencialmente significativa de aprendizaje por parte del aprendiz, o sea, predisposición para aprender de manera significativa.
(b) Presentación de un material potencialmente significativo. Esto requiere, por una parte, que el material tenga significado lógico; es decir, relacionable con la estructura cognitiva del que aprende de manera no arbitraria y sustantiva. Y por otra parte, que existan ideas de anclaje adecuadas en el sujeto que permitan la interacción con el material nuevo que se presenta (ob.cit.).

Metodología

La presente investigación se enmarca dentro de una investigación documental-descriptiva, ya que se va a trabajar “en base a materiales ya elaborados, de tipo secundario, que posibilitan cubrir una amplia gama de fenómenos y abarcar una experiencia mayor sobre el tema, para a partir de allí describir algunas características fundamentales, utilizando criterios sistemáticos para destacar elementos esenciales del tema tratado” (Sabino, 1976), por lo que éste análisis se realizó a través de la técnica de análisis de contenido, ya que “permite hacer inferencias válidas y confiables de datos con respecto a su contexto, de manera objetiva, sistemática y cuantitativa”(Hernández Sampieri, Fernández Collado y Baptista Lucio, 1998). Para el desarrollo de la investigación se aplicaron los fundamentos teóricos expuestos en el marco referencial en una situación específica, en la cual se pretende proporcionar a los estudiantes participantes de la estrategia instruccional los conocimientos básicos sobre la cultura del Estado Miranda.

Plan de Trabajo.

Maleta Didáctica.

Para la realización de la maleta didáctica sobre la cultura del Estado Miranda, así como el diseño de las otras herramientas, el autor del presente trabajo tomó como base la información suministrada por el Ministerio de Ciencia y Tecnología (2006) en la Red Escolar Nacional (RENA). En contenido a desarrollar es los aspectos básicos de la cultura del Estado Miranda. Con cartulina color verde tamaño carta se elaboraron las láminas contentivas de la siguiente información:
1.-Reproducción del cuadro “Miranda en La Carraca” de Arturo Michelena.
2.- Mapa político del estado Miranda.
3.- División Político – Territorial.
4.- Principales Actividades Económicas
5.-Folklore.
6.- Joropo Central.
7.- Componentes del Joropo Central: Arpa, Maraca y Buche.
8.- Proyecciones de Desarrollo.
Todas las láminas se elaboraron a base de recortes de revistas, excepto la número 1, Mapa Político del Estado Miranda. Además de las láminas se incluye el siguiente material:
(a)Un (01) ejemplar de la revista La Cadena Tricolor (2000) Miranda: Un Venezolano Ejemplar. Caracas: Cadena Capriles.
(b)Un (01) ejemplar de la revista Panorama (2006) Miranda, El Visionario. Maracaibo: Editorial Panorama.
(c)Un (01) disco compacto del Ministerio de Ciencia y Tecnología (2006) Red Escolar Nacional. Caracas.
(d)Cuatro (04) ejemplares del diario Ultimas Noticias, correspondientes cada uno a las ediciones: Altos Mirandinos, Valles del Tuy, Guarenas-Guatire y Zona Metropolitana.
La elaboración de la maleta fue a partir de una caja de cartón, medidas 30 x 20 x 10 c.m., forrada con papel lustrillo con los colores de la bandera del Estado Miranda (verde, azul, amarillo)

Obra Plástica.
La obra plástica elaborada se titula Diablo Danzantes de Yare, realiza por el autor del presente trabajo, inspirada en la creación digital de Boudewyn (2005). Para ello, se utilizó como base un rectángulo de cartulina, medidas 70 x 50 c.m. fijado en una base de cartón con las mismas dimensiones aplicando la técnica del pintadedos con pincel.

Poema.

La composición literaria realizada por el autor del presente trabajo fue de cinco estrofas. La primera es un cuarteto con la rima ABAB en su mayoría eneasílabos. Cada verso es a su vez el verso final de las cuatro siguientes estrofas, los cuales tienen rima ABBACDCD.



POEMA AL ESTADO MIRANDA

I
Despierta en mí la inspiración
y mi corazón se desanda,
es real e imaginación
toda la tierra de Miranda.


II
Voy entrando por el oeste
Todo es verde, fresco y puro,
En la tierra de Guaicaipuro
Nunca el alma se entristece.
Cuando escucho la guitarra,
Maestro Lauro y su canción
La historia de un pueblo narra
Y despierta en mí la inspiración.

III
Las fértiles tierras dan frutos
Dulces, y muchos semilleros
De Caracas es el granero
Que haya otros, dificulto.
Mis verdes valles tuyeros
Eres la tierra que canta
Maracas, arpa, joropero
Y mi corazón se desanda.

IV
Residencias y comerciales
En tu zona metropolitana,
Es Caracas la sultana
Del Ávila y sus manantiales.
Tantas muchachas bonitas
Inteligencia y dedicación,
Estudian, trabajan, transitan
Es real e imaginación.

V
Cacao, playa y calor
Siguiendo el camino a Oriente,
Barlovento ha sido siempre
Tierra ardiente del tambor.
Bandola central que andas
Con las maracas y el buche,
Canta más duro, que escuche
Toda la tierra de Miranda.


CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES


La revisión bibliográfica realizada con respecto a la aplicación de técnicas museísticas como la Maleta Didáctica, herramientas artísticas como el caso de una obra plástica (pintura) y herramientas literarias como la poesía, señaló que tienen muchas aplicaciones como recurso pedagógico y pueden aplicarse en la conformación de una estrategia instruccional para promover aprendizajes significativos, ya que el docente puede diseñarlos y adaptarlos a su realidad didáctica, asegurándose que contengan ideas de anclaje adecuadas en los estudiantes, que permitan la interacción con el material nuevo que se presenta.
El docente tiene la oportunidad de explotar y desarrollar su creatividad artística, utilizar diversidad de materiales de fácil manejo y adquisición, además de económicos; promueve la sensibilidad artística en sus estudiantes y a la vez los hace partícipes de la estrategia mediante la interacción que ofrece la maleta didáctica, la obra plástica y la poesía, motivando a los estudiantes a creación artística.
Aún cuando las técnicas museísticas aquí estudiadas pueden aplicarse perfectamente en el aula de clase, en ningún momento se cierra la posibilidad de planificar una visita a museos, y aprovechar el recurso humano y artístico allí disponible para estructurar una estrategia instruccional no convencional, que como visita al museo ya es de por sí una experiencia significativa para el estudiante.
Si el docente se preocupa en conocer y aplicar las técnicas aquí estudiadas, puede entonces adaptarlas y aprovecharlas convenientemente segín los distintos objetivos específicos que se deseen alcanzar.
De acuerdo a las conclusiones anteriores, se sugiere:
1.-Difundir los resultados de esta investigación entre la comunidad docente y estudiantil para dar a conocer la utilidad de las técnicas museísticas, herramientas artísticas y literarias en el diseño y aplicación de estrategias instruccionales.
2.-Promover entre los estudiantes de las diferentes especialidades del Instituto Pedagógico de Miranda “J.M. Siso Martínez” la incorporación de técnicas museísticas, herramientas artísticas y literarias en la elaboración de estrategias instruccionales.
3.-Diseñar diversas aplicaciones prácticas de las técnicas estudiadas en el presente trabajo según las distintas especialidades del Instituto Pedagógico de Miranda “J.M. Siso Martínez” y adaptarlas a los diferentes cursos y objetivos.
4.-Plantear ante el Departamento de Expresión y Desarrollo Humano de la institución la posibilidad de incluir el curso de Antropología Cultural como obligatorio para todas las especialidades.


REFERENCIAS

Biblioteca Luís Ángel Arango (2007). Actividades Educativas.

Boudewyn, J. (2005). Yare`s Devil.

García, A. (2006).Estrategias Instruccionales.

Hernández Sampieri, R., Fernández Collado, C. y Baptista Lucio, P. (1998). Metodología de la investigación. México: McGraw Hill.

Rodríguez Palmero, M.L. (2004).Teoría del Aprendizaje Significativo.

Ministerio de Ciencia y Tecnología (2006).Red Escolar Nacional.

Museos y Educación: Algunas reflexiones y perspectivas de futuro. (s.f.) [Guía fotocopiada provista como material de apoyo para el curso Antropología Cultural. lapso 2006-II. Instituto Pedagógico de Miranda “J.M. Siso Martínez”. Caracas].

Kottak, C.P. (2002) Antropología Cultural. México: McGraw-Hill.

Sabino, C. (1976) El proceso de Investigación. Caracas: Pamapo.

.
.

No hay comentarios.: