martes, octubre 31, 2006

Historia y Evolución de la Mandolina

Para hablar sobre los orígenes de la mandolina necesariamente debemos comenzar haciendo referencia al laúd. Éste aparece por primera vez y en forma muy sencilla en Irán (Hernández y Fuentes, s.f.), más tarde reaparecen en el Cercano Oriente Islámico. Fue difundido por las migraciones islámicas y ya en el siglo X aparece representado en un púlpito en la ciudad de Florencia. Es muy frecuente verlo representado en las miniaturas españolas del siglo XIII y se cree que su centro de difusión hacia Europa fue a partir de las invasión árabe a la península ibérica.
Existen laúdes de cuello largo, cuya longitud del cuello es más larga que la caja de resonancia, y de cuello corto; también los hay con la parte posterior chata o redondeada.
El número clásico de cuerdas del laúd era cuatro que simbolizaban los cuatro elementos, los puntos cardinales, las estaciones del año, las semanas de un mes y los humores del cuerpo (ob.cit.). Se tocaba con un plectro de cañón de pluma. Las cuerdas eran colocadas sencillas (órdenes simples) o en pares (órdenes dobles).
El laúd fue uno de los instrumentos más populares en la Europa del Renacimiento, muy difundido en Andalucía, donde se modificó y mejoró su calidad alcanzando una posición muy importante por más de tres siglos.
Hernández y Fuentes aseguran que del laúd procede la mandolina o bandolín, y suponen que corresponde al instrumento denominado denomina “guitarra morisca” en el poema del Archipreste de Hita del siglo XIV, la cual tiene un fondo bombeado, su caja tiene la forma de media pera y con un mástil largo y las cuerdas son tocadas por plectros.
Tyler James (1989), citado por Vera, considera que del laúd evolucionan tres instrumentos entre los cuales podría encontrarse el antecesor de la mandolina actual. Ellos son La Guittern (en inglés) o Chitarino (en italiano) y la Mandora (Francia).
El término bandolín (o bandolina) se deriva por la similitud con el laúd en cuanto a la forma de la caja de resonancia, con forma curva; compartiendo el resto de las características con la mandolina plana, cuyo casco queda sustituido por los aros y por la tabla inferior o fondo, como la guitarra, aunque de forma distinta; la mandolina (italiana) convexa es la más usada, pero en Francia, España y Portugal se usa con mayor frecuencia la plana por resultar más cómoda y menos molesta su posición. (De Santos, s.f.).
En Venezuela es más conocida la plana, y es llamada con mayor frecuencia mandolina. Magdaleno (2005) menciona al siglo XIX como el de la llegada de la mandolina a tierras venezolanas, y es entonces en las primeras décadas del siglo XX que se forman las primeras estudiantinas en San Cristóbal y Mérida. Cristóbal Soto, en el primer Taller de Mandolina dictado por la Fundación Bigott (1983), afirma que la mandolina de la zona andina es tocada con uña blanda, que se recrea en los términos, como siguiendo una cierta escuela europea, tipo estudiantina.
Soto (ob.cit.) explica un poco más sobre los tipos de mandolina según la región de Venezuela:
"En los andes es posible encontrar la mandolina de fabricación italiana. Hay mandolinas de 12 cuerdas a las que a veces le dicen bandola, se afinan igual, se usan igual y cumplen la misma función de la mandolina. Aparece siempre en el repertorio andino de valses, bambucos, pasillos de influencia colombiana y ecuatoriana, y canciones. Las técnicas de ejecución son variadas, sobre todo la de la mano derecha.
La mandolina de la zona nor-oriental es tocada con una uña dura, usualmente de carey, que reúye los trémolos y produce un sonido más brillante. La forma un tanto más chata en la parte posterior, como el modelo español y llevan ocho cuerdas. La mandolina oriental es imprescindible en el polo, la malagueña, la jota, la fulía, aguinaldos y merengues.
En Lara y Yaracuy se usa una uña más bien blanda, también se usa mucho el trémolo, y se produce un sonido muy brillante. Es una región en la que se construyen muchos instrumentos, como el bandolín criollo que usan muchos los tríos. El repertorio de basa en valses, danzas, contradanzas, polcas, fandanguillos, merengues."
La mandolina hace su aparición en Italia entre finales del siglo XVI e inicios del siglo XVII En la actualidad está conformado por una caja de resonancia, que como se ha mencionado puede ser plana o convexa, mango o diapasón de 16 ó 18 trastes, y un orden de 4 cuerdas dobles metálicas afinada como el violín (Mi, La, Re, Sol) Se pulsa con un plectro (Magdaleno, 2005).
Los plectros (también llamados púa, pajuela, uña), son utensilios empleados para hacer sonar la mandolina y otros instrumentos de cuerda, los cuales se han fabricado también en otros materiales entre los cuales se puede citar el marfil, hueso y concha (Hernández y Fuentes, s.f.). En la actualidad se les consigue en las casas comerciales elaboradas de carey, nylon y otros plásticos. De grosores variables, su forma característica es triangular; sin embargo el más utilizado en la ejecución de la mandolina es ovalado.
Desde la aparición y uso masivo de las guitarras eléctricas, a partir de la segunda mitad del siglo XX, es común que muchos instrumentos musicales cordófonos sufrieran adaptaciones con el fin de incorporarle circuitos y micrófonos para amplificar su sonido. Aunque no en igual medida que la guitarra, ya que su uso es menor, la mandolina puede encontrarse con salida para amplificadores; por lo general es según la necesidad del ejecutante, por lo que son fabricadas especialmente y no en serie.

REFERENCIAS


De Santos Sebastán, F. (s.f.). Método elemental y progresivo para mandolina italiana.

Fundación Bigott (1983). Taller de Mandolina. Bigott, número 5. 11-12.

Hernández D. y Fuentes C. (s.f.). Los Fabricantes del Sonido. Caracas: Editorial Bidet.

Magdaleno, O. (2005). Programa del Curso: Mandolina. UPEL – IPM JMSM, Departamento de Expresión y Desarrollo Humano. Mimeografiado.

Vera, S.(s.f.). La Mandolina en Venezuela. Disponible en versión digital en http://www.saulvera.arts.ve/pdfs/mandol.pdf.(Consulta: 2006, octubre 22).

,
,

2 comentarios:

Katherine S.M dijo...

Interesante la información! M epregunto si de casualidad tienes algunas páginas que traten sobre las estudiantinas que se han formado en Venezuela. Ya he revisado la página que tiene la estudiantina de la UCV pero quiero más información. En estos momentos mi propuesta de tesis es sobre la estudiantina Proto López radicada en la Universidad Nacional Experimental de Guayana. También soy músico. GRAAAAAAACIAS!!! Katherine S.

Orquestas Típicas de Venezuela dijo...

Hola Katherine!
No sé si aun tienes interés en información acerca de las estudiantinas en Venezuela.
Si hay un libro que publico Eleazar Torres, de la UCV.

Si te interesa, me puedes ubicar en el 0416. 6138621.