jueves, julio 20, 2006

Musicoterapia: Música como medio de Expresión.

(Maria Eugenia Rodríguez, El Mundo. Caracas, 11 de Enero de 2006)

Muchas veces, por diferentes situaciones, el ser humano tiende a refugiarse en sí mismo y a esconder sus sentimientos. Esta reacción impide –en algunos casos- que las personas logren superar sus problemas, ya sean adolescentes, ansiosos, depresivos, pequeños con necesidades especiales, autistas, con síndrome de Down, víctimas de agresiones y de accidentes, entre otros. “No hay duda de que para mí la música es una herramienta realmente poderosa, que me permite conectarme con mis pacientes, palpar sus avances y constatar sus evoluciones” comenta Norma Hernández, médico de familia y musicoterapeuta, especialista en niños con trastornos del desarrollo, espectro autista y educación especial.
Las profesionales explicaron que para algunas personas les resulta más fácil seleccionar un sonido para representar, por ejemplo, un estado de ánimo, que encontrar las palabras adecuadas para describirlo. “Se trata de utilizar un camino distinto para canalizar las emociones. La música estimula centros que, por lo general, otra fuente no sería capaz de tocarlos. Tiene ritmo, melodía, energía, volumen, duración, registro, velocidad y timbre. Ingresa al sistema nervioso por vía sensorial, activando diferentes áreas y produciendo resultados inimaginables”, asegura Aury Tovar. A su juicio, la música es multifactorial, multisensorial y posee la capacidad de activar el recuerdo, conectando a la persona con su historia.
¿A quién beneficia?
De acuerdo a Aury Tovar, la musicoterapia es ideal aplicarla a niños con dificultades de aprendizaje, problemas de conducta, trastornos profundos en el desarrollo, deficiencia mental, dificultades de socialización, baja autoestima y con trastornos médicos crónicos o degenerativos. También favorece a personas con enfermedades degenerativas debido a la edad, problemas de fármaco-dependencia y abuso de sustancias, daño cerebral debido a enfermedades o traumatismos, incapacidades físicas debidas a enfermedades degenerativas o accidentes, problemas de dolor agudo o crónico debido a diversas condiciones y personas con enfermedades terminales.

No hay comentarios.: