jueves, julio 27, 2006

Caracas y su Música (I)

Alberto Naranjo, El Mundo, 26-07-2006, pag.16

"Caracas cumplió años ayer, 439, para ser más exactos. Al principio, los primeros sonidos que acariciaban al Valle de los Caracas se encontraban en la vida misma, con el baile y la música que acompañaban a los aborígenes en sus rituales y cantos de trabajo durante más de 50 siglos. Cierto día, la mansedumbre del lugar fue interrumpida por un ronco y y extraño sonido proveniente de una gaita española tocada por Juan Suárez. Este personaje, apodado "el gaitero", era el encargado de poner orden en su rebaño de carneros, al tiempo que alegraba la marcha del contingente guiado por Don Diego de Lozada, tercer expedicionario en fundar la ciudad que sería bautizada como Santiago de León de Caracas.
Posiblemente, esta sea la génesis de la primera música europea en visitar suelo venezolano; el primer sonido importado con su carga de sangre antigua que, a partir de 1600, se aparearía con los tambores de herencia africana, en franca expansión, para que brotaran nuevas melodías, nuevos cantos, nuevos bailes, al comienzo en Caracas, luego en toda Venezuela, logrando que en el tiempo y sus distancias haya nacido la manera de hacer una música propia, tan diversa y distanta de sus orígenes, para modelar uno de nuestros más amplios espectros culturales.
Ya para 1500 se había desarrollado en España, como en el resto de Europa, una significativa cantidad de instrumentos musicales: trompeta, sacabuche, flauta dulce, chirimía, arpa, viola de gamba y guitarra, entre otros, señalarían el ejercicio musical por venir, a veces creando en su propio suelo sus cantos populares, otras veces transplantándolos desde territorio americano. Cuando eso pasó, la zarabanda, la cachona, la folía, el cumbé, el pasacalle y el fandango, irrumpieron en los bailes cortesanos de la Europa del siglo XVII, según relata José María Anson en su trabajo sobre La Negritud. En su proceso de "reinvindicación" social, estas danzas americanas penetraron en las salas aristocráticas de baile, y eventualmente se tornaron en obras musicales de corte serio a cargo de Bach y Haydn, entre otros. En un proceso de intercambio cultural indetenible, estos cantos se devolvieron a territorio americano mediante múltiples derivados que, al entrar en contacto con los géneros afroamericanos interpretados en los autorizados cabildos, crearon a su vez nuevas formas de expresión musical.
De acuerdo al historiador Rafael Salazar, hacia 1786 se interpretaron los primeros cuartetos de cuerdas en Caracas bajo la dirección del Padre Sojo, patriarca de la música académica tradicional desarrollada principalmente en la capital. Paralelamente, existió una corriente popular que navegó entre el fandango y el huracán rítmico del tambor importado de África. De igual modo, según el maestro Vicente Emilio Sojo, años después gurgieron golpes, pajarillos y revueltas que, aunque interpretados con arpa o guitarra, y por un maraquero-cantante, no fueron más que la imitación que peones y caporales hacían de aquellos fandangos pulsados en el clavecín por los hacendados criollos. Igual abundarán grupos con guitarras y voces armonizadas; un cuarteto compuesto por piano, clarinete, cuatro y contrabajo, y grupos de cuerdas que eventualmente agregarían trompeta o saxofón. El repertorio a interpretar tuvo como base el pasodoble español y el vals austríaco, ambos acriollados, así como la creación de un merengue netamente caraqueño. Entre tanto, el primer intento organizado de música sinfónica surgió en 1922 con la Unión Filarmónica, dirigida por Vicente Martucci, cuyo funcionamiento se mantuvo hasta 1929 y dio pie al nacimiento de la Orquesta Sinfónica de Venezuela, fundada en 1930 por los maestros Martucci y Sojo.
Continuará...

6 comentarios:

arcana dijo...

hola. Bienvenido a mi casita y gracias por dejar huella, pues como viste estoy de campaña del Mister papito, y tu tambièn estas nominado de corazòn te felicito..
Besios
Namastè
pd.- nos vemos en el certamen asi te conocerè

Cleo dijo...

Por aquí visitandote, es increíble que ya sean tantos años de CCS...
Espero estes bien...:d

El Gonzi dijo...

¡Felices Fiestas!
Nosotros aquí en Perú también estamos de fiesta.
Saludos y gracias por visitar mi blog.
Un abrazo.

franceline dijo...

Hola Colega!!!
Pues si la "ciudad estres" estuvo de cumpleaños, y a pesar de todo ya le estoy tomando cariño a vivir en ella..
Saludos!!!!

Nelson dijo...

excelente mi querido amigo tu escrito, de verdad.

Lo imprimi y me lo llevé para mi cuarto en el PC, se veían las letras un tanto pequeñas... pero lo que mas me complace es que tu sientas tambien el cumpleaños de caracas en la fecha que tradicionalmente se le ha dado.

Un abrazo cordial

Nelson

arcana dijo...

bueno retomando mis habitules vistas a mis amigos .. garcias por venir.. me encanto tu homenage..
Namastè