jueves, junio 15, 2006

Cantar: Una necesidad natural del hombre.

Es muy frecuente que las personas me comenten: "a mi me gusta cantar, pero en la ducha" o "yo siempre he querido cantar, pero soy muy sordo"...

Este comentario es del Lic. Alejandro Zavala, quien es Coordinador Académico de la Escuela Contemporánea de la Voz, en un interesante artículo titulado Yo también necesito cantar. Y comparto su opinión; el que quiere cantar sólo necesita tiempo, dedicación y mucha constancia. Partimos de la experiencia de la misma comunicación oral, en la que usamos la entonación para dar sentido a las expresiones y emociones. Tener la habilidad de transmitir esas expresiones (en un cuento infantil o una novela, por ejemplo) ha sido el resultado de la práctica y el entrenamiento, lo que nos indica que también el cantar necesita de tiempo. A su vez, esa habilidad de dar matices a la oralidad es la base del canto; tenemos parte del camino andado. Sólo nos falta técnica, musicalidad, mucho estudio y entrenamiento que nos darán las habilidades para el canto.
¿Se nace con talento para cantar? En algunos casos, en lo personal, opino que sí. Pero como todos nacemos con talento para hablar, para comunicarnos de otras maneras distintias a la voz, pues también me parece justo y razonable que todos tenemos cierta capacidad innata para el canto.
Bien lo dice el Lic. Zavala y lo comparto, no se trata de que todos seamos cantantes profesionales, pero es posible que toda persona desarrolle y disfrute de sus naturales inclinaciones y aptitudes para el canto, e incluso para la danza. Claro, se hace la aclaratoria que también una variable determinante en el grado en que se desarrollen tales habilidades está intimamente ligado con el interés de cada persona; según tus intereses hacia el canto, tales serán tus logros. El ser humano frecuentemente necesita de la aprobación de su entorno para sentirse totalmente satisfecho con lo que hace, y eso también sucede en el canto. A menudo escucho a alguien decir que no cantan porque le han dicho que lo hace pésimo, se reprimen o desarrollan el verdadero potencial. Lo más recomendable es que quien le evalúe y oriente sobre sus cualidades como cantante sea un profesional. No se trata de que usted se haga cantante profesional, pero si uno le ayuda entonces estará mucho mejor encaminado...y tal vez logre desarrollar el oido musical y el potencial vocal que todos tenemos.

De la misma forma en que nos inscribimos en un gimnasio para hacer algo de ejercicio físico sin la aspiración de ser un medallista olímpico, podemos estudiar con un profesional que nos ayude a cantar. Así como al hacer esfuerzo físico sin ayuda especializada nos puede causar lesiones y daños, la voz y el aparato fonador se ven afectados por un uso incorrecto y no brindarle los cuidados que necesita.

Citando al Lic. Zavala "el canto es parte de nuestras necesidades humanas desde tiempos prehistóricos y que a pesar de la visión comercial y especializada que tiene el mundo moderno para todas sus actividades, el canto está en nosotros desde mucho antes que se inventara el dinero. Entonces, la invitación es a despojarse de las convenciones sociales y los complejos y a liberar la represión de cantar para convertir esta disciplina en parte de nuestra vida."

1 comentario:

Nelson dijo...

Excelente tu escrito, verdaderamente me gustó mucho.

El talento viene estampado como un sello en la frente de cada quien, solo hay que alimentarlo, orientarlo y sobre todo cultivarlo debidamente, y seguramente, tendras un virtuso (sin importar la disciplina que sea).

Hay tambien una gran cuota la cual es la motivación que junto al trabajo y gran esfuerzo redundaran en el renacer de ese artista naciente.

Saludos.

Nelson