Educación Musical en Venezuela

Propuestas para tratar temas sobre la educación musical en Venezuela y el mundo, la practica educativa en general, formación docente, enseñanza - aprendizaje musical; en fin, todo lo que podamos compartir dentro y fuera del aula.

domingo, enero 28, 2007

Estrategia Instruccional: El Ritmo Musical

Diseño de una estrategia instruccional en el área de Educación Musical, siguiendo el modelo que indica el prof. Antonio Alfonzo.

Parte I: Sustentación Teórica.

El Ministerio de Educación y Deporte ha señalado en el currículo de Educación Inicial (MED, 2005) que la música, además de ser un lenguaje entendido y bien recibido por todos los habitantes del planeta, es una herramienta indispensable en la labor diaria del docente; en ella se integran los tres aprendizajes fundamentales para el desarrollo del ser social: hacer, conocer y convivir.
Por ésta razón, el MED incluye la Expresión Musical como componente integral en el diseño curricular de Educación Inicial del año 2005. En primer término, resalta que “no es necesario ser especialista en el área de música para trabajar este aspecto”, no obstante “el/la educador (a) debe aprender a diferenciar los elementos de la música: ritmo, melodía, y armonía; así como también las cualidades del sonido: altura, timbre, intensidad y duración”, por lo tanto es necesario que “el adulto se apropie de algunas nociones básicas” (ob.cit.).
Para facilitar tales nociones básicas, la presente estrategia se apoya en diversas teorías del aprendizaje. En primer lugar, la teoría cognitiva socio-cultural de Lev Vygotsky, la cual “propone una concepción constructivista donde el sujeto construye sus procesos superiores (pensamiento, lenguaje) a partir de la interacción cultural”. (Araya de Neira, 2005). De acuerdo con esto, los procesos psicológicos superiores tienen su origen en lo social mediante la interacción con otras personas; de allí surge el concepto de la Zona de Desarrollo Próximo, la cual Vygotsky, citado por Araya de Neira, define como:
…la distancia entre el nivel real del desarrollo, determinado por la capacidad para resolver independientemente un problema, y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración con otro compañero más capaz. (ob.cit.)
La zona de desarrollo próximo es la distancia que el sujeto debe recorrer entre lo que sabe y lo que puede aprender si el medio le proporciona el apoyo necesario. Este apoyo estaría representado en el proceso de interacción social con un compañero más capaz. El aprendizaje de las nociones básicas musicales se inicia entonces en una serie de procesos cognitivos que son generados en la interacción con las personas del entorno (todos los integrantes del curso) y en cooperación de un compañero con mayor dominio de la especialidad. Las actividades realizadas durante la estrategia tienen como propósito generar un proceso interpersonal que queda transformado luego en uno intrapersonal.
En segundo lugar, se apoya en la teoría del Aprendizaje Significativo de David Ausubel. Durante el aprendizaje significativo, el aprendiz relaciona de manera sustancial la nueva información con sus conocimientos y experiencias previas. Díaz Barriga (2003) al citar a Ausubel, menciona las condiciones para que se produzca el aprendizaje significativo se requiere disposición del aprendiz para aprender significativamente e intervención del docente en esa dirección. Por otro lado, también importa la forma en que se plantean los materiales de estudio y las experiencias educativas. Si se logra el aprendizaje significativo, se trasciende la repetición memorística de contenidos inconexos y se logra construir significados, dar sentido a lo aprendido, y entender su ámbito de aplicación y relevancia en situaciones académicas y cotidianas. (ob.cit.)
En el inicio de la estrategia se establecen los objetivos, para motivar la participación y crear un ambiente en el cual los participantes se muestres dispuestos al aprendizaje. También se hace un diagnostico de los conocimientos previos sobre el tema y partiendo de ejemplos cotidianos y aplicaciones conocidas del ritmo musical, se establecen enlaces con los nuevos conocimientos expuestos en la estrategia. Para finalizar, los participantes con la ayuda del facilitador identifican qué aplicación tiene lo aprendido en su práctica docente.

Método: Jacques-Dalcroze
Técnicas: Exposición, Demostración, Lluvia de ideas, Phillips 66, Pregunta.
Actividades: Repetición de patrones rítmicos, acentuación rítmica, tocar instrumentos sencillos.

Medios: Pizarra, reproductor de música, CD, metrónomo, maracas,tambor, platillo, baquetas, pelota de goma, mesas, láminas de papel bond, marcadores, guía escrita.
Recursos: Mapa conceptual, palmoteo, modelos (participantes), repetición rítmica.


Parte II: Presentación de la Estrategia Instruccional.

El Ritmo Musical.
Objetivo General:
Desarrollar una aptitud musical a través de vivencias y destrezas en el ritmo, que permita a los participantes la discriminación rítmica y la producción de sonidos con el propio cuerpo y con instrumentos sencillos.
Dirigido a:
El este modelo, los participantes del curso Estrategias y Recursos para el Aprendizaje, del Instituto Pedagógico de Miranda “J.M. Siso Martínez”, Universidad Pedagógica Experimental Libertador.
Objetivos específicos:
1.-Comprender la definición de ritmo como elemento musical.
2.-Identificar ritmos propios del medio ambiente y el cuerpo humano.
3.-Reconocer los elementos del ritmo: pulso y acento.
4.-Reproducir combinaciones rítmicas sencillas.
5.-Proponer aplicaciones prácticas del ritmo musical en el desempeño docente.

Inicio: (8 minutos)
-Activar la atención: Para ello se harán sonar unas maracas.
-Establecer el propósito: Se leerá el Objetivo general del presente trabajo.
-Incrementar el interés y la motivación: Se le presgutará al grupo: ¿Qué papel juega el ritmo musical en mi vida cotidiana? ¿Cómo puedo aplicar lo que aprenderé hoy en mi práctica profesional?
-Visión preliminar de la lección: Se leerán los Objetivos específicos.
-Recordar conocimientos previos relevantes: En este punto se preguntará a los participantes si hay alguno que pertenezca a la especialidad Educación Musical o si algunos tienen estudios y/o experiencias musicales previas, ya que pueden ser apoyo, modelo o cofacilitadores durante la estrategia.

Desarrollo (22 minutos)
1.-Comprender la definición de ritmo como elemento musical.
Mediante la técnica de la pregunta ¿Qué entiendes por “ritmo”? y una lluvia de ideas se elabora una definición de ritmo según el conocimiento de los participantes, con la cual se hará un mapa conceptual en la pizarra acrílica.
2.-Identificar ritmos propios del medio ambiente y el cuerpo humano.
*Una vez definido el concepto de ritmo, el facilitador expone algunos ejemplos de ritmo que se hacen presente en la naturaleza, incluyendo el cuerpo humano:
-Movimiento de los astros.
-Las estaciones
-Pulso cardíaco.
-Caminar, etc.
*Mediante una lluvia de ideas, los participantes mencionan algunos otros ejemplos de ritmo presentes en el cuerpo humano y la naturaleza, los cuales se van agregando al mapa conceptual de la pizarra.
3.-Reconocer los elementos del ritmo: pulso y acento.
Medio: metrónomo, pelota de goma, instrumentos de percusión sencillos (palitos, maracas, pandereta, tambor), reproductor, CD de música.

El Pulso.
*Actividad: En silencio, todos los participantes se miden el pulso. Luego, el facilitador selecciona a uno para que se coloque en el medio del salón y traduzca con palmadas la velocidad del mismo. Ahora debe tratar de caminar a la misma velocidad de su pulso.
*Actividad: Palmoteo. El facilitador con la ayuda de un instrumento de percusión marca un pulso, los participantes deben acompañarlo primero todos con las palmas, luego con los pies. Después deben seguirlo sin la ayuda del facilitador.

El Acento.
*Actividad: Palmoteo con Acentuación. El facilitador con la ayuda del metrónomo define el pulso. Luego va a acentuar los pulsos cada dos, tres y cada cuatro tiempos. Los participantes van a acentuar el pulso con palmadas, pies o instrumentos sencillos.
*Actividad: El facilitador va modelar cómo se marcan los acentos con palmoteo, acompañado del metrónomo, apoyándose una canción. Luego cantará tres canciones sencillas y los participantes deben descubrir los acentos y marcarlos con palmoteo.

Cierre: (10 minutos)
Evaluación Final:
Mediante la tecnica de Phillips 66, los participantes elaborarán un mapa conceptual donde se integren los contenidos de la estrategia, cuyo título es El Ritmo Musical.
Transferencia del aprendizaje: El facilitador modela la aplicación de los nuevos aprendizajes en situaciones cotidianas: baile, canto,
Remotivar y cerrar: Aplicación en la práctica profesional, aplicación de la rítmica en los aprendizajes fundamentales para el desarrollo del ser social: hacer, conocer y convivir. Importancia y utilidad en las respectivas especialidades.


Medio instruccional impreso: El Ritmo Musical.
El Ritmo Musical.
¿Qué es el ritmo?
El ritmo es un elemento pre-musical y al igual que el sonido, se encuentra en la naturaleza en innumerables manifestaciones. Piense solamente en los ritmos cósmicos: movimiento de los astros, alternancia de días y noches, estaciones, fases de la luna, etc.
Nuestro organismo funciona rítmicamente: la respiración, los latidos del corazón, el pulso… Cuando caminamos o corremos lo hacemos también con ritmo, moviendo alternada y regularmente brazos y piernas… Todos los animales, todos los seres ejecutan movimientos rítmicos; balanceos, flujo y reflujo, elevación y descenso, agitación y calma.
En el dibujo y la arquitectura, el ritmo es expresado mediante la línea y mediante las proposiciones. En la literatura tenemos el ritmo en la poesía, la concordancia de los versos y en el lenguaje mismo, con sus candencias y silencios… En la música el ritmo es su propia esencia, expresado como movimiento vivificador y ordenador.
Todas las definiciones de ritmo (musical o no) nos dan una idea de movimiento, vida, orden, proporción, alternabilidad, regularidad e irregularidad al mismo tiempo. Veamos algunas:
“El ritmo es un conjunto de tiempos dispuestos según un orden determinado”. (Arístides Quintillano).
“Llamamos ritmo a un movimiento que percibimos de manera que el tiempo, su duración, pueda ser regularmente dividido en pequeñísimos fragmentos”. (Westphal).
“…en su aspecto puramente musical, damos el nombre de ritmo a las combinaciones, que pueden variar hasta el infinito, de las diferentes duraciones, o lo que es lo mismo, de las diferentes formas de movimiento, alternando con todas las formas posibles de reposo.” (Llongueras).
“El ritmo es el orden en el tiempo o en el espacio”. (Ch. Leveque).
“Ritmo es orden en el movimiento”. (Platón).
El ritmo, hasta el siglo XII aproximadamente, fue libre. Los cantos gregorianos, que hasta hace poco formaban parte obligada de la liturgia católica, son ejemplo de ritmo libre. En estos casos, el ritmo fluye libremente sin regirse por otra ley que el curso de las palabras.
¿Qué es el pulso?
En toda música que cantamos o escuchamos podemos seguir un movimiento caracterizado por su regularidad. Si traducimos corporalmente este movimiento regular o por medio de la marcha o de palmadas, estaremos marcando el pulso o tiempo de la música.
¿Qué es el acento?
También conocido como el tiempo fuerte, el acento no es más que el pulso que se destaca. Si escuchamos con atención los latidos del corazón, podemos identificar claramente el pulso, que es el latido más fuerte, de igual forma en la música encontramos acentuado el pulso de manera regular, generalmente cada dos, tres o cuatro tiempos. El retorno periódico de la acentuación, característico de la música, es lo que se llama compás.

El ritmo musical en la vida cotidiana y profesional del docente.
En la Educación Musical, la práctica del ritmo es fundamental, ya que este elemento constituye junto con la melodía y la armonía, aspectos integrados e indisolubles en el fenómeno musical. Por otra parte, en la pedagogía moderna de la música y a partir de las experiencias de Dalcroze, se le da relevancia al aprendizaje rítmico por la influencia favorable que se le reconoce en el desarrollo psicomotor del individuo. No hay que olvidar el aspecto recreativo que surge de la práctica del ritmo, todo lo cual se puede experimentar y ejercitar ampliamente en unión de los estudiantes, compañeros y familiares.

Referencias:

Méndez de Martínez, María J. y Hernández C., Cruz A. (1992). Música y Artes Escénicas. Caracas: Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Vicerrectorado de Docencia.

Un docente que maneje el contenido musical aquí planteado, que cuente con los recursos necesarios y aplique la presente estrategia, puede llegar a enseñar a un grupo, de aproximadamente 30 estudiantes en un lapso de 40 minutos, las nociones musicales básicas sobre el ritmo. Al menos, eso es lo que concluyo yo. Espero sus opiniones.

Para profundizar sobre la rítmica y sus aplicaciones puedes visitar el siguiente portal




, , , , , .
, , , , , .

1 Comments:

  • At viernes, febrero 16, 2007 11:07:00 a. m., Anonymous luis valderrama said…

    Alfredo: me parece que debes incluir más actividades de discriminación rítmica, ya que en tu objetivo general te lo propones. De igual forma creo que estás olvidadndo un elemento del ritmo como es la rítmica, que no es màs que la combinación de las distintas duraciones de los sonidos, pertenezcan o no a la melodía, sin tomar en cuenta la altura o tono de dichos sonidos. Dicho en otras palabras; en una obra musical sencilla (una de las canciones infantiles utilizadas por tí para el desarrollo de una de las actividades)la melodía puede ser ejecutada rítmicamante sin altura, de la misma forma que puede ser ejecutado el acompañamiento de algún instrumento (cuatro, maraca, pandereta), no necesariamente llevando el pulso o el acento, y eso también pertenece al ritmo y se define como rítmica.

     

Publicar un comentario

<< Home

 

Estadisticas visitas